Relojes de madera reciclada con filosofía verde


Los relojes de muñeca WeWOOD son un ejemplo de lujo ecológico y de compromiso con el entorno, pues con cada reloj vendido se planta un árbol. Realizados con madera reciclada y mucho mimo, se fabrican sin añadidos artificiales y, aunque son geniales tanto en su diseño como en cuanto su filosofía, no dejan de ser un producto cargadito de packaging.

Al margen de este imperdonable detalle, el producto es interesante como iniciativa comercial que promueve una actitud ecológica al tiempo que ofrece un producto esencialmente verde, original y atractivo, que también incorpora alta tecnología. Sin duda, toda una apuesta por un mundo más verde y respetuoso con el medio ambiente, pese a algunos peros.

La moda de los objetos de madera

Que esté fabricado con madera es un arma de doble filo. Aunque es ecológica bien por proceder de plantaciones sostenibles, por reciclarse a partir de desechos o quizás por aprovechar árboles caídos, la madera no deja de ser un recurso escaso que lanza un doble mensaje: consumista y verde a la par. A su vez, se trata de un material insólito, que impulsa la demanda de productos hechos con este material, como gafas, relojes, joyas, bicicletas o hasta motos, lo que no deja de ser sino un riesgo ambiental de primer orden.


Por otro lado, si se quiere, el uso de maderas recicladas no deja de ser una inmejorable ejemplo de cómo proceder cuando se quiere fabricar algo con madera de forma industrial, es decir, para llevar a cabo una fabricación a escala que suponga a su vez una importante plantación de bosques. En fin, sea como fuere, con sus luces y sus sombras, en el terreno crematístico su precio oscila entre los 119 y los 140 dólares, dependiendo del modelo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *