Se pierden más de 361 millones de hectáreas de cubierta arbórea en el mundo

arboles
El día 21 de marzo se celebra el Día Internacional de los Bosques. Una fecha ante la que se han dado a conocer diferentes datos y estudios sobre el estado de estas superficies arbóreas. Y la verdad es que hay algunos que son más que preocupantes como el hecho de que se haya producido una pérdida de 361 millones de hectáreas de cubierta arbórea en el mundo entre los años 2001 y 2008, según Global Forest Watch. Pero aún hay más motivos para preocuparse.

La situación

La situación es preocupante porque la tala y la deforestación están afectando sobre todo a zonas concretas como los bosques de la Amazonia y la Cuenca del Congo, según los datos que ha hecho públicos Greenpeace ante la celebración de esta fecha ambiental señala.

No obstante, el planeta de forma generalizada está perdiendo bosques. Los datos de la FAO también lo confirman. Según esta organización, entre 1990 y 2015 se produjo una pérdida neta de alrededor de 129 millones de hectáreas de bosques.

Los datos de Global Forest Watch apuntan a una pérdida de 361 millones de hectáreas de cubierta arbórea en el mundo entre 2001 y 2008, lo que supone una reducción del 9% de esa superficie desde el año 2000.

arboles
La pérdida de estas superficies es importante porque también ha impactado en las emisiones de la atmósfera. En concreto, según esta entidad, esta pérdida de superficie arbórea ha supuesto la emisión de 98.7 Gt de CO2 a la atmósfera, contribuyendo así a agravar el cambio climático.

Las causas

De acuerdo con los datos de esta organización, las principales causas de la deforestación se encuentran en la transformación de bosques para albergar cultivos como la soja o el aceite de palma, así como para pastos para ganado o plantaciones para otras producciones como la pasta de papel o el caucho.

Una superficie arbórea que se destina a otros usos y que suele ser facilitada para su explotación pero, con frecuencia, de manera ilegal.

Artículos relacionados:

Galicia recupera sus bosques autóctonos

Italia puede convertirse en un nuevo paraíso de bosques de corales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *