Por primera vez desde la II Guerra Mundial, se venden más bicis que coches en Europa


Parece que hay un cambio definitivo de mentalidad en Europa. Sigue habiendo demasiados coches en las grandes ciudades (Madrid, Barcelona, Roma, París, Milán, Londres…), pero hay nueva generación de ciudadanos que prefiere desplazarse sin contaminar, sin contribuir a los atascos, de una forma más sostenible, más sana, un sector de la población que ahorra tiempo y dinero montando en su bicicleta.

Los datos son claros: las ventas de automóviles en Europa han alcanzado el mínimo histórico de los últimos veinte años, mientras que las ventas de bicicletas siguen aumentando. Así, se ha llegado a un punto de inflexión en el que se han vendido más bicicletas que coches. Quizá, en parte, se deba a la crisis. Pero, no hay que olvidar que las crisis suelen llevar a importantes cambios en la sociedad. Quizá esta crisis nos llevé a un modo de vida más sostenible y a ciudades menos contaminadas.

Está claro que la situación económica tiene algo que ver en esta coyuntura, ya que en los países mediterráneos, los más golpeados por la crisis, es donde más claramente se ve la tendencia. En Italia, por ejemplo, no se vendían más bicicletas que coches desde el final de la Segunda Guerra Mundial. En España, es aún más claro: nunca en la historia se habían vendido más bicicletas que coches.


Pero, aunque la crisis económica sea uno de los factores del cambio de mentalidad, no lo explica todo. Precisamente es en los países ricos del continente donde más cultura de la bicicleta hay, como ocurre en Dinamarca o en Holanda. Y no cuentan con un clima precisamente propicia para desplazarse en dos ruedas. Cuentan, eso sí, con una orografía más plana que los países del sur.

La generación del milenio no quiere coches

El fenómeno ocurre en casi toda Europa. De los 27 países de la Unión Europea, sólo en Bélgica y Luxemburgo se vendieron más coches que bicicletas. Como se puede ver en el gráfico, en el Reino Unido las ventas de bicicletas son mucho mayores que las de coches. Lo mismo ocurre, aunque en menor medida, en Alemania y Francia, las locomotoras económicas de Europa. ¿De verdad se puede atribuir a la crisis el fenómeno?

En Estados Unidos ocurre algo similar. Las ventas de coches caen, mientras que las de bicis se mantienen. Sobre todo, en la generación del milenio o generación Y, que, al fin y al cabo, son el futuro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *