SmartLight, la iluminación del futuro


Gran parte de la energía que consumimos en nuestra vida diaria procede de la iluminación, tanto en los hogares, oficinas y fábricas, como en la vía pública, calles, plazas, carreteras, aeropuertos, etc. Para un mundo más sostenible y para frenar el cambio climático es indispensable reducir el consumo energético.

En este sentido, se ha presentado una nueva tecnología llamada SmartLight que puede resultar una auténtica revolución en el sector. SmartLight es una tecnología de iluminación supereficiente que se ha presentado en CasaClima, un foro internacional de la energía celebrado en Italia. La tecnología usa células con electro-fluidos y conductos para recibir y dirigir la luz solar incluso hasta las partes más interiores de un edificio.

Pero eso no es todo. SmartLight también es capaz de absorber y almacenar la energía solar. Esta nueva tecnología ha sido creada por Anton Harfmann y Jason Keikenfeld, investigadores de la Universidad de Cincinatti, Estados Unidos.

SmartLight cambia el concepto de la energía solar fotovoltaica, esto es, recibir la energía del sol (los rayos) y transformarla para obtener electricidad que permita encender las bombillas. En el caso de SmartLight la idea es conducir esos rayos del sol hasta el espacio que se quiera iluminar, con lo que, además, se consigue luz natural.


El sistema se compone de una delgada red de células con electro-fluidos. Este sistema consigue la energía pues contiene células fotovoltaicas incrustadas. Esta componente se coloca en una ventana exterior. Cada una de las células contiene un fluido con propiedades ópticas similares al cristal. Además, la tensión superficial del fluido puede modificarse con estimulación eléctrica, de modo que se puede usar como lente o como prisma.

Ahorro energético inmenso

El ahorro energético es enorme: entre 10.000 y 100.000 veces menos que el necesario se se ilumina de forma convencional. La luz pasa por el techo y se controla para ser reflejada en el lugar requerido. Además, no se necesitan tubos o cables.

Otra de las ventajas que presenta la tecnología SmartLight es que se puede controlar desde un móvil, apagando, encendiendo o alterando el nivel de intensidad de la luz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *