Un nuevo filtro para eliminar los microplásticos de aguas residuales y evitar que acaben en el mar o ríos

aguas-residuales
Los microplásticos se han convertido en un problema importante tanto para la salud humana como para el medioambiente, ya que suelen acabar en las aguas de ríos y mares a través de las depuradoras, pasando a los animales y hábitats desde los que se trasladan a la cadena alimentaria. Con el fin de evitar este círculo, se ha dado un paso importante con el desarrollo de un filtro que es capaz de eliminarlos y, en consecuencia, de acabar en las aguas.

Desarrollo

El Instituto Tecnológico del Plástico, Aimplas, ha desarrollado esta tecnología de depuración de membranas de ultrafiltración con la que se previene y eliminan los microplásticos de las aguas residuales.

El reto es limpiar de manera eficiente los microplásticos, tienen un tamaño inferior a cinco mm, y los nanoplásticos, inferiores a un nm, de las aguas residuales y lodos con el fin de que se reutilicen en entornos urbanos y agrícolas.

En la actualidad, las tecnologías que emplean las estaciones depuradoras de aguas residuales todavía no están preparadas para su eliminación completamente durante los procesos de tratamiento.

aguas-residuales
El proyecto de Aimplas combina membranas de ultrafiltración con procesos de digestión anaerobia a escala piloto con una eficiencia esperada superior al 99%. La iniciativa se lleva a cabo en el marco de Prevenplast, que cuenta con financiación de la Agencia Valenciana de Innovación.

Además, se está trabajando en una metodología estandarizada de análisis cualitativo y cuantitativo para la detección, identificación y cuantificación de estas partículas. De este modo, será posible estudiar la eficacia de las tecnologías de tratamiento propuestas, aparte de posibilitar el desarrollo de buenas prácticas para prevenir la generación de estos materiales y su liberación al medioambiente por parte de las industrias.

Los pasos

Aimplas está evaluando una estación depuradora con muestras de aguas residuales y lodos, así como en una planta piloto de transformación del plástico. El objetivo es trabajar con los micro-nanoplásticos en diferentes partes de los procesos y observar la capacidad de minimizar su generación. También se pone el foco en la recuperación de tecnologías de membranas de ultrafiltración de fibra hueca y digestión anaerobia.

Artículos relacionados:

Los microplásticos llegan a la atmósfera

Los microplásticos también afectan a las ostras

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.