Cinco ideas locas (y prácticas) para reutilizar los saquitos de té

Carne marinada
Los saquitos de té y, en general, las típicas bolsitas de infusiones, son de esos productos cero sostenibles que nos duran un suspiro. Entran en la categoría de los artículos de usar y tirar y, por lo tanto, son poco o nada amigables con el medio ambiente.

Sin embargo, podemos cambiar eso mucho más fácilmente de lo que imaginamos. En este post vamos a darte ideas para reutilizar las bolsitas de té encontrándoles utilidad en el día a día.

Vaya por delante, eso sí, que la manera más ecológica de actuar no es reciclándolos, ni tampoco reutilizándolos. En este caso, reducir (la primera de las tres erres) se lleva todos los puntos. ¿La alternativa? Las hierbas compradas a peso o recogidas (con mucha precaución) y secadas por nosotros de nuestro jardín o del campo.

Todavía mejor que consumir menos bolsitas es no hacerlo. La salud y el planeta nos lo agradecerán. Como vimos en un anterior post, las infusiones en bolsitas son un atentado para el medio ambiente y nada recomendable el tratamiento químico al que son sometidas para blanquearlas.

Cinco sencillos trucos

Aún así, admitámoslo, más de una y dos veces vamos a consumirlas. Por hache o por be, las bolsitas llegarán a nosotros aunque no las compremos o, como suele pasar, aún intentando comprar el menor número posible. Por lo tanto, nos vendrá genial conocer algunos trucos para darles una segunda vida.

Si hacemos un alarde de imaginación seguro que encontramos muchos más usos de los que apuntamos en este post. Aquí solo te ayudamos a encontrar inspiración a partir de estas cinco ideas locas (pero muy prácticas) de reutilizar o reciclar los saquitos de té:

1. Limpiar espejos: Rara ocurrencia, pero efectiva, doy fe de ello. Básicamente, hemos de dejar enfriar la bolsita, una vez escurrida, y ya tenemos listo nuestro particular lustre para espejos. Repasarla suavemente sobre su superficie y luego secar con un paño que no deje pelusa.

Este primer uso permite nuevas reutilizaciones, como por ejemplo dejar secar y utilizar para absorber olores en armarios, cajones, calzado o, por ejemplo, el cuarto de baño. Solo colocar y dejar que haga el doble efecto de absorber olores y también aromatizar con sutileza.

2. Marinar carne: Las barbacoas o, en fin, cualquier receta que requiera un marinado de carne puede servirnos para aprovechar el té. Lo extraemos y lo añadimos al marinado así de fácil. Si consumimos tés exóticos, cuidado con las mezclas de sabores.

3. Bronceado natural: Esta vez el bronceado no es natural porque venga el astro rey a acariciarnos el rostro con sus rayos, sino porque hace lo propio nuestra bolsita de té. Solo será efectivo con el té negro, constancia y peeling previo.

También puede aplicarse al resto del cuerpo, pero solo será factible si somos muy teteros o lo es nuestra familia, tanto se da. Se necesitarán más de una bolsita, y más de dos…

Picadura mosquito
4. Calmar las picaduras de mosquitos: En esta ocasión, el té verde nos proporcionará los mejores resultados. Cuando un mosquito nos deje su regalo encarnado, recurramos a nuestras bolsitas de té usadas. Bastará con aplicarla humedecida sobre la picadura durante unos minutos, a modo de cataplasma.

5. Reducir las bolsas de los ojos: El té es rico en antioxidantes, por lo que tonifica y mejora la circulación sanguínea del área donde se aplique. Aprovechando estos dos beneficios, apliquemos un saquito sobre cada ojo, como si fueran las típicas rodajas de pepinos. Dejemos reposar durante unos minutos, idealmente aguantar media hora tumbados, relajándonos en la cama, sofá, etc. De nuevo el té verde es el más efectivo, ya que tiene altas dosis de antioxidantes.

4 comentarios

  1. ya que el enfoque es ecologista o lo intenta, podría mejor compartir lo que el uso de carne para alimentación humana le hace a la ecología, si no mas bien es incoherente , recomiendo un documental «Cowspiracy» subtitulado en español en youtube, ahí explica bien muy bien esto

  2. Hola Jesús,
    Interesante recomendación, son distintos aspectos de un enfoque eco amigable, no tiene por que haber incoherencia. Un saludo y gracias por comentar : )

  3. Hola, os voy a contar alguna idea de cómo reutilizar las bolas de tenis y padel.
    Son perfectas como borradores de pizarras tando de tiza como de rotulador, otra manera de utilizarla es usarlas como lapiceros, haciéndoles un pequeña raja la podremos utilizar como lapiceros, también las podemos utilizar como tope de puertas y soporte para patas de sillas y mesas.
    Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *