Cinco ideas para tener un jardín fácil de cuidar y atraer biodiversidad

Biodiversidad jardin
Mantener un jardín lleva su tiempo, pero no todos los jardines son igual de absorbentes, qué duda cabe. Si queremos tener uno fácil de cuidar y lleno de vida hemos de hacer un planteamiento eco-amigable a la hora de decidir una serie de cuestiones que serán esenciales para conseguir nuestro doble propósito.

El fin no es diseñar un jardín al que no le falte detalle en cuestión de riego y abono automáticos o de otros aspectos similares relacionados con las nuevas tecnologías para que cuidarlo sea mucho más sencillo. Al menos, no se trata de esto, solamente. Sobre todo, se trata de fomentar la biodiversidad para hacer de nuestro jardín un refugio de naturaleza en el que flora y fauna locales puedan encontrar un auténtico paraíso, lejos de campos agrícolas cargados de pesticidas o de entornos urbanos también hostiles para ellos.

Polinizadores, flores, pájaros…

A continuación, cinco propuestas para que cualquier jardín, personalizado de una u otra manera, resulte práctico y, al tiempo, constituya un lugar que rezume biodiversidad por los cuatro costados.

1. Plantas locales: Elegir las plantas que vamos a plantar es una decisión esencial, tanto para atraer biodiversidad, desde pájaros hasta anfibios e insectos polinizadores o, por ejemplo, aquellos otros que puedan prevenir y combatir posibles plagas de insectos.

Las plantas locales y la abundancia de flores son la mejor opción por varias razones pues, entre otras, están más adaptadas al entorno, por norma general necesitan menos riego y, por otra parte, si además elegimos especies vulnerables o en peligro de extinción estamos contribuyendo a fomentar la biodiversidad de un modo muy valioso. Igualmente, al ser especies autóctonas la fauna se sentirá más atraída por ellas.

2. Nidos y comederos para pájaros: Los pájaros agradecerán que en nuestro jardín haya algún que otro árbol, sobre todo si además en ellos encuentran nidos donde refugiarse y comederos lleno de alpiste y agua fresca. Los comederos también se pueden colgar en otros lugares.

Muchos de los pájaros solo estarán de paso y encontrarán en nuestro jardín un lugar donde reponer fuerzas y descansar, antes de retomar el vuelo rumbo a su destino. Otros podrían utilizar el nido de forma permanente, es decir, instalarse en nuestro jardín, algo que deberíamos valorar a la hora de decidirnos a colocar el nido o los nidos.

3. Un pequeño estanque: Construir un pequeño estanque que simule uno natural es otra bonita manera de atraer biodiversidad, como libélulas y anfibios, y de poder tener plantas acuáticas. El mantenimiento del estanque deberá ser similar al que se realiza con una fuente, quizá mediante la periódica ozonización del agua.

Biodiversidad jardin 2
4. Aceite de neem: A la hora de ahuyentar plagas conviene hacer uso de insecticidas naturales, como el aceite de neem, inofensivo para la salud de las personas (absténganse de acercarse embarazadas y quienes planeen concebir) y del entorno. Su aplicación en pequeñísimas dosis, bien mezclándolo con agua para pulverizarlo o como agua de riego resulta efectivo contra distintos tipos de problemas, como pulgones, mosquitos o de tipo fúngico.

A su vez, respeta a las especies benéficas, como los polinizadores. Por otro lado, atraer biodiversidad nos ayudará a controlar las plagas, pues todo ecosistema tiende al equilibrio y abejas, avispas o mariquitas, pongamos por caso, ayudarán a prevenirlas y combatirlas. Se trata, en suma de averiguar cuáles son las especies que necesitamos para mantener a raya las plagas de mosquitos o pulgones, pongamos por caso y, si fuera necesario, comprando algunos ejemplares con este fin para introducirlas en nuestro jardín de forma directa.

5. Decoración con piedras: Crear lugares especiales para que vivan salamandras, escarabajos y otros animalitos autóctonos es tan fácil como decorar con piedras planas o tipo roca, propiciando que tengan su espacio vital debajo de ellas. Podemos crear rincones decorativos apilando varias piedras o utilizándolas como separadores. También podemos usarlas para crear caminitos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *