Construcción o biomedicina: los nuevos usos para los residuos de maíz

maíz
El maíz es un producto que, aunque se cultiva en el campo, también genera una serie de residuos, que pueden tener otra vida, más allá de las que son conocidas. Y es que, ahora, un grupo de investigadores ha conseguido avanzar en esta dirección, ya que ha logrado producir nanocristales de celulosa partiendo de este residuo, que se pueden emplear en múltiples sectores de actividad.

La investigación

Los nanocristales de celulosa ya eran conocidos y se descubrieron hace algunos años. Sin embargo, la investigación que ha desarrollado un equipo de profesionales de la Universidad de Córdoba con científicos de Francia y Norteamérica es clave porque permite avanzar en su producción y emplearlos para diversos fines.

En concreto, la investigación se ha centrado en aprovechar los residuos de maíz que se generan para producir nanocristales de celulosa frente a la madera, que era el material que hasta ahora se estaba empleando principalmente para esta producción.

Con la investigación realizada, los nanocristales de celulosa se pueden fabricar en mayor medida con los residuos de maíz, que son más abundantes en muchas zonas del Planeta, contribuyendo así con este nuevo uso a una mayor sostenibilidad y a la generación de valor añadido.

maíz
Además, aparte de impulsar la economía circular, también se produciría una reducción de costes de producción por la presencia de estos residuos de maíz en gran cantidad en muchos países.

Posibles usos

La ventaja, además, de estos nanocristales de celulosa es que se pueden emplear en numerosos ámbitos y sectores de actividad. En concreto, entre los más habituales o frecuentes, están la construcción, aunque igualmente es posible utilizarlos en biomedicina o mecánica.

Esto se debe a que estos nanocristales presentan una gran resistencia, siendo incluso más fuertes que el acero. Además, se pueden estirar, facilitando su uso para reformar a otros materiales.

Unas particularidades que se pueden conseguir con elaborados a partir de residuos de maíz, dado que la celulosa resultante se caracteriza por una estructura larga y fibrosa y un diámetro pequeño. Estas especificaciones hacen que el maíz sea muy atractivo para producir los nanocristales.

Artículos relacionados:

Casa fabricada con mazorcas de maíz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *