Así son los nuevos materiales de construcción con bacterias para edificios más sostenibles

construccion-sostenible
El sector de la construcción está realizando una importante apuesta por la sostenibilidad. Un ámbito en el que, además, se están produciendo cada vez más investigaciones y avances con el fin de utilizar en las edificaciones materiales más sostenibles y respetuosos con el medioambiente. Entre los últimos que se han desarrollado, están los que emplean bacterias. Son materiales biológicos “vivos” con los que se consigue reducir la huella de carbono.

Los materiales

El uso de materiales biológicos en los edificios no es nuevo. De hecho, se vienen empleando desde hace muchos años, siendo la madera el más habitual. Sin embargo, son materiales que ya no están vivos. Con la nueva investigación, se ha conseguido darles vida con el fin de que la biología juegue a favor de la sostenibilidad.

El desarrollo se ha llevado a cabo en la Universidad de Colorado Boulder. Allí, se ha trabajado en unos microorganismos -cianobacterias pertenecientes al género ‘Synechococcus’-, que se han convertido en ladrillos, que tienen la particularidad de mantener vivas las bacterias con una alta tasa de éxito.

Así se consigue mantener la “vida” en estos materiales, que tienen una serie de características. Entre ellas, se encuentran la posibilidad de absorber toxinas peligrosas del aire o sanar las propias grietas de los oficios en los que se empleen.

construccion-sostenible
Pero, además, tienen ventajas ambientales, sobre todo, en comparación con materiales convencionales como el cemento o el hormigón que se emplean en diversas estructuras, que generan casi el 6% de la producción anual de emisiones de CO2 a nivel mundial.

Los microorganismos con los que se ha trabajado tienen la particularidad de poder absorber el gas de dióxido de carbono en unas condiciones adecuadas. Esto les ayuda a crecer y producir el carbonato calcio, que es el ingrediente principal de la piedra caliza y, en consecuencia, del cemento.

Disponibilidad

De momento estos nuevos materiales no están disponibles para su venta. No obstante, los investigadores creen que se podrían comercializar en un futuro no muy lejano, convirtiendo así en realidad los “edificios vivos”.

Artículos relacionados:

Materiales de construcción y automoción hechos con residuos de frutas y hortalizas

Crean un cemento sostenible para construcción a partir de residuos de lanas minerales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *