Cosmética ecológica: ¿por qué utilizarla?

cosmetica-ecologica
Muchas personas son reacias a utilizar cosméticos ecológicos. Una reticencia que, sobre todo, se produce porque se piensa que no son igualmente efectivos que los no ecológicos. Sin embargo, esto no tiene por qué ser así. De hecho, hay muchos productos respetuosos con el medioambiente, que son muy beneficiosos para las personas, incluso, más que los no naturales. Aquí hacemos un repaso por los principales motivos para utilizar cosméticos ecológicos.

Mayor respeto

Una de las primeras razones por las que hay que emplear cosméticos naturales es que son más respetuosos y no sólo con el entorno natural, sino también con las personas. Y es que esta cosmética está libre de ingredientes químicos y tóxicos que son perjudiciales para la piel y que penetran al organismo a través de los poros.

La dermis pasa así a tolerar mejor estos productos y puede absorber todos los nutrientes y principios activos naturales sin ningún problema, lo que redunda en un mejor estado para la piel.

Además, otro punto importante que hay que tener en cuenta es que este tipo de cosmética suele contener más principios activos que los cosméticos no ecológicos en los que es habitual que se añaden ingredientes que, realmente, no aportan nada a la piel. Un ejemplo muy claro se ve en los aceites. No es lo mismo que un producto tenga una base de aceite de almendra natural y ecológico que un aceite que está derivado del petróleo.

cosmetica-ecologica
Y aún hay más motivos para utilizar este tipo de productos en cuanto a sostenibilidad y respeto al entorno. La cosmética ecológica no prueba los cosméticos en animales ni incorpora ingredientes que se hayan testado también en algún animal.

Finalmente, la cosmética ecológica apuesta también por la economía local y tiende a utilizar materiales reciclados en mayor medida, sobre todo, en el packaging, reduciendo así la generación de residuos.

Otros motivos

Aparte de las razones expuestas, aún hay más motivos para utilizar cosméticos ecológicos. Otro de los principales es que, normalmente, son productos que pueden ser empleados por cualquier persona porque son más beneficiosos para la piel.

Otra de sus ventajas es que suelen ser económicos. Aunque en un principio, al ver el precio, pueda parecer lo contrario, la relación duración-calidad-precio es mejor que en los cosméticos no ecológicos porque se precisa utilizar menos cantidad de producto por lo que dura más.

Artículos relacionados:

Cosmética ecológica a partir de miel

Los perfumes ecológicos están de moda

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *