Hawái aprueba la primera legislación para prohibir cremas solares que dañan el coral

arrecifes-coral
Un gesto tan sencillo como ponerse protector solar para ir a la playa resulta dañino para el medioambiente y, en concreto, para los corales. Y es que se tiende a acumular en el agua y en los arrecifes, haciendo que el coral pierda su color y dificultando su desarrollo natural. Dos factores que están provocando la muerte de los arrecifes de coral. Ante esta situación, Hawái ha dado el primer paso con la aprobación de la primera legislación para proteger los arrecifes de coral.

La norma

Hawái ha aprobado un proyecto de ley en el que se recoge la prohibición de la venta de productos solares, que contengan ingredientes activos como la oxibenzona y el octilmetoxicinamato. Un marco legal con el que se convierte en pionero en legislar en este ámbito, aunque todavía debe ser aprobado de forma definitiva.

El motivo no es otro que estos dos productos químicos -que además son muy comunes en la composición de los protectores solares-, tienen un efecto nocivo en el entorno natural marino.

Los daños

Diversas investigaciones llevadas a cabo sobre estos productos químicos y sus efectos han puesto de manifiesto que tanto la oxbenzona como el octilmetoxicinamato son muy dañinos para los arrecifes de coral. En concreto, se consideran tóxicos.

arrecifes-coral
Estos daños se explican por los efectos que generan, ya que se ha observado que se dificulta el desarrollo de los arrecifes cuando se encuentran en su etapa larval al producirse daños en su ADN.

Pero eso no es todo. También se han detectado otras consecuencias negativas de estos productos químicos. Y es que degradan la elasticidad y la capacidad de los corales para adaptarse al cambio climático, aparte de producir una decoloración, que conlleva en muchos casos la muerte de arrecifes adultos.

Efectos

En el caso de que este proyecto de ley salga adelante –aunque no prohíbe la venta de estos productos solares a través de Internet ni que los turistas los entren en la zona-, se esperan conseguir resultados positivos.

En concreto, el objetivo es reducir las 14.000 toneladas de protectores y cremas solares que se encuentran en los arrecifes de coral cada año para garantizar la supervivencia y vida de los corales.

Artículos relacionados:

El Océano Pacífico contará con la mayor reserva marina de Norteamérica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *