Instrumentos fabricados con materiales sostenibles


Son numerosas las marcas que fabrican instrumentos musicales con materiales sostenibles. Podemos encontrar guitarras eléctricas hechas con cáñamo orgánico, baterías creadas con piezas recicladas o, sin ir más lejos, siempre existieron esas típicas flautas tradicionalmente fabricadas con bambú.

Los cuerpos de las guitarras y de los bajos tienen versiones amigables con el entorno que no suenan mal del todo, o eso dicen algunos que las han probado. Entre otras, destacan las famosas Mada fabricadas con cáñamo orgánico, lo que supone todo un adelanto en conservación ambiental, pues en numerosas ocasiones se utilizan maderas no certificadas e incluso de especies en peligro de extinción.


Los modelos Mada Caimes y Mada Sab se han confeccionado con pasta de cáñamo orgánico y su proceso de fabricación también se caracterizan por la sostenibilidad. Por otra parte, Walden también fabrica guitarras siguiendo estos criterios y la marca estadounidense Blackbird Guitars trabaja con una pasta obtenida a partir de la planta Ekoa (Leucaena leucocephala) con resultados sorprendentes.

Materiales reciclados y plantas

Hasta ahora sólo han fabricado un Ukelele, pero pronto tendrán disponibles guitarras ecológicas que retarán a las convencionales, en un interesante duelo para el que no faltarán opiniones de todo tipo. Sea cual fuere el resultado, sin embargo, en respeto ambiental ganan de goleada, igual que aquellos insólitos instrumentos musicales creados a partir de armas decomisadas en México y también con desechos en Paraguay.


Los instrumentos acústicos que requieren maderas de calidad excelente suelen estar hechos con materias primas poco sostenibles que suponen un grave atentado contra el medio ambiente. Es por ello que se recomienda ser escrupuloso a la hora de adquirirlos, también teniendo en cuenta la durabilidad de muchos de los instrumentos. Lógicamente, siempre serán preferibles los instrumentos fabricados con maderas ecológicas que cuenten con sus respectivos certificados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *