La contaminación aumenta las posibilidades de padecer ceguera

contaminacion-salud
En más de un estudio se ha puesto de manifiesto que la contaminación tiene una relación directa con la mayor propensión a verse afectado por determinadas patologías, teniendo a su vez especial incidencia en la mortalidad. Ahora, un nuevo informe ha constatado que el impacto de la contaminación en la salud también puede afectar a la vista. De hecho, las personas que viven en entornos en los que están expuestos a partículas en suspensión PM2.5 tienen un 8% más de probabilidades de padecer ceguera.

El estudio

La degeneración macular asociada a la edad (DMAE) es la principal causa de ceguera en el mundo, afectando a alrededor de 200 millones de personas. En general, suele aparecer por el envejecimiento –afecta sobre todo a la población mayor de 50 años-, aunque también hay otros factores que influyen como la composición genética y el tabaquismo.

Y, ahora, hay uno más: la contaminación. Al menos, así se recoge en la investigación realizada por el Instituto de Oftalmología de la University College de Londres (UCL) en Reino Unido y recientemente publicado en el British Journal of Ophthalmology.

La investigación relaciona la contaminación atmosférica con la DMAE, que provoca una ceguera que es progresiva e irreversible. No obstante, en este caso, los investigadores apuntan a que podrían plantearse nuevos tratamientos e, incluso, medidas de prevención.

contaminacion-salud

Los datos

Para llegar a estas conclusiones, el estudio ha recogido datos de 115.954 personas de la base de datos UK Biobank. Los datos iniciales parten del año 2006, fecha en la que los participantes tenían edades comprendidas entre los 40 y 69 años, no teniendo problemas de visión.

La investigación también se basó en tomografías para ver los cambios estructurales de la retina como el grosor y número de receptores luminosos, que indican la DMAE, en 52.602 personas.

También se recogieron mediciones de contaminación atmosférica en las zonas en las que vivían los participantes, teniendo en cuenta las partículas PM2.5, NO2 y Nox. El análisis de todos estos datos puso de manifiesto que 1.286 personas –cerca del 1%-, fueron diagnosticadas con esta patología.

Además, en las personas que fueron objeto de un escaneo de retina, se observó que el 75% de los casos confirmados de degeneración macular ya mostraban signos de esta enfermedad en la tomografía.

Artículos relacionados:

Los microplásticos también llegan a las zonas libres de contaminación

La industria papelera se hace más sostenible al reducir su contaminación

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *