Las tarjetas de pago se vuelven sostenible: ya emplean energías renovables

energia-verde
Un simple gesto como pagar con una tarjeta de crédito o de débito supone un gasto energético, aunque inicialmente se tienda a pensar que no es así. Es un sector en la que las principales compañías que lideran este sistema de pagos también están haciendo esfuerzos por ser más sostenibles y poner su granito de arena para evitar la contaminación. Es el caso de, por ejemplo, Visa, que acaba de anunciar que ya solo emplea energía verde en sus operaciones.

Pagos sostenibles

Con este paso, Visa ha conseguido ya uno de los objetivos que se había marcado en materia de sostenibilidad para el año 2020. Un ejercicio en el que la compañía quería emplear solo energía 100% renovable.

Y lo ha conseguido al principio del año. En concreto, Visa ha apostado por una combinación sostenible de fuentes renovables dentro de la que destacan las energías solar y eólica.

El objetivo de Visa con este paso es liderar de manera responsable y sostenible las operaciones globales de la compañía, que incluyen a un total de 131 oficinas en 76 países y cuatro centros de procesamiento global.

energia-verde
Para alcanzar este objetivo, la compañía ha realizado inversiones en su infraestructura y en electricidad renovable en mercados en los que la empresa tiene instalaciones que son importantes.

Por ejemplo, dentro de ellas, destacan cuatro localizadas en Estados Unidos y Reino Unido. Entre todas, concentran el 80% de la utilización global de la electricidad de la compañía.

Además, entre otras medidas, se han implementado acciones de eficiencia energética como el diseño y operaciones de edificios basados en LEED, actualizaciones de iluminación y HVAC. También se ha puesto el foco en una política de electrónica eficiente.

Nuevos pasos

El objetivo de la empresa es seguir avanzando en pro de una mayor sostenibilidad para lo que ha explicado que va a continuar trabajando en esta dirección. En concreto, se va a priorizar el avance del papel de su negocio e industria en la transición hacia una economía global que sea más limpia.

Artículos relacionados:

Las energías renovables ayudan a reducir las emisiones de CO2 en España

En marcha la primera planta de reciclaje del mundo con energías renovables

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *