Los alimentos ecológicos son más sanos

Frutas y verduras organicasEl eterno debate sobre las ventajas nutricionales de las frutas y verduras bio acaba de recibir nuevos argumentos, esta vez a favor. De acuerdo con un nuevo estudio que analiza 343 investigaciones, no hay lugar a la duda: los productos ecológicos son más sanos porque tienen más antioxidantes y menos contaminantes que los procedentes de la agricultura convencional.

Por sentido común, las cosas siempre estuvieron claras, y es un razonamiento de cajón: es obvio que no recurrir a la transgenia, la ausencia de abonos químicos, pesticidas o hacer un uso limitado de ellos y, en suma, cultivar unos alimentos mínimamente alterados y contaminados dará como resultado productos más saludables que los que pueda ofrecer la agricultura moderna.

La ciencia, sin embargo, se mueve en otras coordenadas. No se basa en sensaciones o impresiones, por palmarias que parezcan, y en eso están, buscando respuestas a partir de experimentos, observación, análisis y métodos de deducción, enzarzados en una polémica que parece no tener fin. ¿Acaso habrá intereses creados que impidan comprobar argumentos que son de cajón? La respuesta, en este caso, también lo es.

O quizá el debate sí haya llegado a su fin. Al menos, esa es la intención de los científicos que rubrican este estudio, cuando afirman que se proporcionan «pruebas abrumadoras» de que los alimentos ecológicos presentan significativos niveles de antioxidantes y menores índices de metales pesados y pesticidas que los otros.

¿Es el estudio definitivo?

Sus autores pretenden que las conclusiones del estudio pongan punto y final a la polémica sobre las ventajas de los alimentos ecológicos, ya que considran que su conclusión es válida incluso teniendo en cuenta las diferencias que existen en función de distintos factores, como el tipo de suelo, las variedades, condiciones climáticas, contaminación atmosférica, polución del agua de riego…

Sea como fuere, lo cierto es que se trata de un estudio de referencia, el mayor hasta la fecha sobre los supuestos beneficios de la agricultura ecológica. Después de analizar un gran número estudios, los investigadores han concluido que los productos orgánicos tienen más antioxidantes (retrasan el envejecimiento celular), menos pesticidas y tóxicos por presencia de cadmio y otros metales pesados.

Frutería organica
Algunos de los anteriores estudios negaron que hubiera diferencias nutricionales entre ambos tipos de alimentos, entre otros el realizado por investigadores de la Universidad de Standford, que también se basaba en una recopilación de estudios que evaluaban la salud de los consumidores de productos orgánicos y no orgánicos.

Prevención de enfermedades

Por contra, este estudio recién publicado se centra en las técnicas agrícolas empleadas, recurriendo a investigaciones anteriores que analizaron la composición de frutas y verduras de ambos tipos de cultivos. Su conclusión general, por lo tanto, es que el tipo de agricultura es determinante a la hora de ofrecer un producto más o menos saludable.

Los resultados concretos que han permitido extraer la conclusión general son igualmente esclarecedores. Según estos investigadores, los cultivos orgánicos permiten obtener entre un 18 y un 69 por ciento más de compuestos antioxidantes, preventivos de enfermedades cardíacas, cáncer y otras patologías.

El estudio señala como interesante poder incorporar mayor cantidad de antioxidantes en la dieta sin tener que consumir calorías extra, por lo que a su vez el precio más elevado de los productos bio sería menor por la mayor aportación de estos compuestos beneficiosos.

La proporción de plaguicidas también es menor, si bien la horquilla es muy variable, con unas cifras que oscilan entre 10 y 100 veces menos residuos de pesticidas y abonos químicos. En este caso, el problema es su acumulación en el cuerpo, del mismo modo que ocurre con el cadmio, cuya presencia es la mitad que en los convencionales, en los que también se encontraron otros metales no menos peligrosos, como el plomo o el mercurio, igualmente bioacumulables.

1 comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *