Los genes de los elefantes podrían evitar el cáncer

elefantes
El cáncer es una de las enfermedades con mayor afección en la población. Aunque la tasa de letalidad ha mejorado porque los avances médicos han permitido una mayor supervivencia de las personas afectadas por esta patología, lo cierto es que todavía queda camino por recorrer y buscar soluciones, sobre todo, para los tumores más letales. Es una línea en la que se sigue investigando. Y, precisamente, nuevos estudios han llevado hasta los elefantes, unos animales que apenas tienen tumores. ¿Por qué? La respuesta podría estar en sus genes.

El estudio

Científicos de siete instituciones, entre las que figuran las universidades de Oxford y Edimburgo, han llevado a cabo una investigación relacionada con las interacciones moleculares de la proteína p53, que es conocida por proteger frente al cáncer.

Los resultados, publicados recientemente en ‘Molecular Biology and Evolution’, recogen nuevos conocimientos sobre las interacciones moleculares. Un nuevo hallazgo que podría ser de ayuda a las personas con el fin de ser menos propensas a padecer cáncer.

Y aquí es donde entran los elefantes, cuya mortalidad por cáncer es de menos del 5% frente al 25% en humanos. La clave podría estar en que en un cuerpo, cuando funciona correctamente, las células se replican de manera rutinaria. De este modo, las antiguas se reemplazan por las nuevas y cada una de ellas tiene nuevas copias exactas del ADN de aquellas. En el caso de que las proteínas se repliquen y se transcriba el ADN de forma errónea, se producen mutaciones.

elefantes
Estos errores se producen con frecuencia, aunque la mayoría de ellos se reparan de forma inmediata por la célula. Sin embargo, hay que tener en cuenta que la cantidad de mutaciones y calidad de reparaciones se ve afectada por circunstancias tanto genéticas como externas.

De este modo, se ha observado que, al entrar en juego compuestos tóxicos, estrés y malas condiciones de vida y envejecimiento, aumenta la tasa de mutación y, en consecuencia, los tumores.

Y es que la acumulación de las mutaciones genéticas también incrementa el riesgo de tumores con la edad, lo que no sucede en el caso de los elefantes. Estos animales se oponen a esta tendencia. La resistencia de los elefantes podría estar relacionada con sus 20 copias del gen p53 en comparación con la única copia en otros mamíferos, según los científicos.

Artículos relacionados:

Los elefantes nacen sin colmillos para no ser cazados

El estiércol de elefantes y rinocerontes ayuda a recuperar el suelo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.