Pianista toca para elefantes ciegos


La música amansa a las fieras. Y, en este caso, además, las entretiene. Paul Barton es un pianista británico de 50 años de edad que ha llevado un piano hasta una montaña en Tailandia para que los elefantes ciegos que allí viven disfruten de la música del genial Beethoven.

Para Paul Barton ha sido un sueño cumplido. Hace tiempo que lo prepara. Sentado a su piano, apenas a unos pocos metros de los enormes animales, pulsaba las teclas del piano mientras los elefantes pastaban tranquilamente, encantados con la música. El objetivo de Barton, además de hacer pasar un buen rato a los paquidermos, era recaudar fondos para el cuidado de los animales.

Los elefantes viven en un santuario creado para ellos en las montañas de Kanchanaburi, al noreste de Bangkok, la capital tailandesa. Barton, que acaba de cumplir medio siglo de vida, aseguró que, para él, poder tocar frente a los elefantes fue como un regalo de cumpleaños. Estuvo acompañado de su esposa. Ambos han estado trabajando con los elefantes ciegos durante años. Pensaron que los animales podrían disfrutar de la música.

La pieza elegida fue el segundo movimiento de la Sonata Patética de Beethoven. Quizá lo más difícil de todo fue trasladar el piano hasta lo alto de la montaña. Pero Barton hizo el esfuerzo a pesar de tener mal la espalda. El pianista nación en Yorkshire, pero se trasladó a Tailandia hace 16 años, junto a su esposa, para estar más cerca de los elefantes.

Fondos para una valla


Se calcula que existe una población de unos 60.000 elefantes asiáticos, una décima parte respecto al número de elefantes africanos. Barton quiere ofrecer un concierto antes de que finalice el año para recaudar fondos y poder instalar una valla eléctrica que proteja a los elefantes. Ojalá lo consiga. Mientras tanto, amenizará la espera con música, como se puede ver en el siguiente vídeo:

1 comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.