Objetivo: acabar con el uso ilegal de herbicidas en campos y ciudades

Usar herbicidas es peligroso
Todo lo que sea un uso indiscriminado e ilegal de cualquier cosa ya debe poner en alerta, pero si además hablamos de herbicidas, zonas urbanas y agrícolas, entonces estamos jugando con la salud por doble partida: a través de los alimentos y de la polución de nuestro entorno más inmediato. Sin olvidar, por supuesto, el daño infligido al entorno.

Este feo panorama es, precisamente, el que intentan combatir activistas ambientales que, como Ecologistas en Acción, se hacen eco de esta práctica en municipios españoles. En concreto, se denuncia el uso ilícito de pesticidas e insecticidas en campos, cunetas y áreas urbanas.

Esta semana la ONG ha denunciado este tipo de actuaciones en la mayoría de los Ayuntamientos de la provinicia de Guadalajara que, según afirman en una reciente nota de prensa, “han utilizado y están utilizando la fumigación de herbicidas de manera indiscriminada e ilegal, sin respetar los requisitos que la Ley exige”.

Plataforma contra los herbicidas

La organización dice estar recibiendo quejas de la ciudadanía, que acude a ellos para protestar por la fumigación con herbicidas incumpliendo el Real Decreto 1311/2012, que regula su utilización exigiendo una serie de requisitos que se incumplen por sistema.

Los incumplimientos más preocupantes que se señalan se refieren a los mismos que también denuncian desde la Plataforma contra los herbicidas de Guadalajara, que agrupa a personas afectadas y sensibilizadas, desde agricultores, ganaderos, apicultores hasta consumidores, cazadores y ciudadanía en general que deseen hacer frente común para exigir una aplicación legal de los herbicidas.

Un riesgo para la salud

Ecologistas en acción menciona ciudades y pueblos concretos de la provincia, como Guadalajara, Cabanillas del Campo, Sigüenza, Azuqueca de Henares, Hita, Chiloeches, Marchamalo o Jadraque, entre otros muchos. Del mismo modo, se resaltan algunos de los requisitos que suelen incumplirse, como la falta de un Plan de Trabajo, su autorización, la necesaria figura del Asesor Fitosanitario, la homologación de los aplicadores y de los equipos, la protección de cauces de agua o no permitirse su aplicación a menos de 5 metros o cuando hay viento superior a tres metros por segundo.

Además, es importante que los vecinos conozcan sus derechos para preservar su salud y poder denunciar las malas prácticas. Por ejemplo, previamente al tratamiento, los vecinos de la zona deben ser avisados y también advertidos sobre qué tipo de producto se va a aplicar y dónde. Igualmente, durante el tratamiento la zona tratada ha de estar claramente delimitada, impidiendo el acceso al público durante la aplicación y días después.

El peligro de usar herbicidas
Además del supuesto incumplimiento de esta normativa, Ecologistas en acción denuncia falta de transparencia ante la falta de respuesta de la información pedida vía correo postal a algunos consistorios de la provincia hace casi un año:

En esa solicitud de información instabamos que nos informaran del uso que su personal de jardinería o limpieza daban de esos productos, pidiendo su denominación completa, frecuencia de uso (diaria, semanal, mensual, temporadas,…), lugares donde fumigan (parques, calles, caminos, fincas públicas, montes,…), y si mezclan con otros productos.

En el grupo de los consistorios que han dado la callada por respuesta, que nada tiene que ver con el silencio administrativo, han sido los de Guadalajara, Sigüenza, Cifuentes, Cabanillas del Campo, Fontanar, Marchamalo, Humanes, Molina de Aragón, Atienza, Pastrana, Galve de Sorbe y Tamajón. Una minoría, sin embargo, sí ha contestado, concretamente el Ayuntamiento de Sacedón, Yunquera, Cogolludo, Peralejos de las Truchas, Azuqueca de Henares y Jadraque.

Recordemos que, según la ley, brindar información en materia de medio ambiente es una obligación de las administraciones para con los ciudadanos o asociaciones. Por lo tanto, no es optativo, como tampoco lo es el correcto uso de herbicidas.

5 comentarios

  1. Hola Miguel,
    Poco puedes hacer, salvo protestar en tu Ayuntamiento, aunque no servirá de mucho. Si vivieras en otro lugar probablemente tendrías el mismo problema. Un saludo y gracias por comentar.

  2. En Mohernando,el ayuntamiento fumiga sin informar de nada. Los niños juegan por todos lados sin que nadie diga nada.Los vecinos fumigan las plantas cercanas a sus casas. Que podemos hacer?

  3. Hola Carmen,
    Contacta con alguna asociación ecologista, ellos podrán aconsejarte e incluso tomar cartas en el asunto. Un saludo y gracias por comentar : )

  4. Desde que empezaron los herbicidas, han callado los campos. El mes de mayo era sonoro, las calandrias adornaban los altos, los jilgueros, y pardillos trasegaban de aquí para allá, las perdices se contestaban en primavera, acotando el territorio, Las codornices nos decían que la Primavera había llegado. Ya no se oye nada, todo en silencio. La muerte vive entre nosotros. Han dejado al libre albedrío un producto que mata, que extermina, que no deja nada a su paso, que deja desierto todo lo que toca y, lo que no toca, lo enferma o esteriliza. O hacemos algo YA, o sólo quedará lo que precisamente se trata de combatir, que es la hierba o la vegetación. Precisamente lo verde, lo que no huye para salvarse, es lo único que no va a morir. Necios de nosotros, pensar que matar la flora no hará más ricos, si en verdad lo que matan es la fauna en todos sus términos. incluso a nosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *