Tenerife conecta espacios protegidos con el primer corredor ecológico

tenerife
Tenerife ha dado un paso más en favor de una mayor preservación de su espacio natural y de la sostenibilidad ante los últimos cambios que se han producido en su paisaje como consecuencia de la agricultura intensiva, la edificación o de las infraestructuras de transporte, entre otras acciones con repercusiones en la degradación y fragmentación de su paisaje. Una situación ante la que ha optado por diseñar el primer corredor ecológico con el que se pretende facilitar la conectividad entre espacios naturales protegidos.

El corredor

En concreto, este corredor se pone en marcha con el objetivo de mejorar la conectividad entre los espacios naturales protegidos forestales y el macizo de Anaga en los municipios de La Laguna, Tegueste, Tacoronte y El Rosario.

Este corredor pretende a su vez evitar que determinados lugares que forman parte de la red de espacios naturales protegidos de Tenerife no tengan una conexión ecológica efectiva entre ellos por esa transformación del territorio de la isla.

Y es que estas zonas se comportan como si fueran islas ecológicas, que constituyen reductos asilados de biodiversidad, enfrentándose a importantes transformaciones que podrían suponer importantes amenazas tanto para mantenerlas especies que viven en ellas como los hábitats por los que fueron declarados espacios protegidos.

tenerife

Los pasos

El establecimiento de este corredor comprende una serie de acciones. Una de las primeras es restaurar desde el punto de vista ambiental los ámbitos degradados, además de colaborar con los propietarios particulares con el fin de establecer acciones de conservación y de mejora del medio.

Igualmente, las instituciones tinerfeñas trabajan en la adquisición de parcelas identificadas para mejorar la conectividad entre espacios, aparte de contemplarse algunas modificaciones puntuales en el planeamiento para favorecer la conservación de los puntos de enlace.

Las acciones no acaban ahí porque también se incidirá en luchar contra la pérdida de suelo, así como en la mejora de la captación de agua o en la creación de ambientes más saludables que, a su vez, redunden en un mayor esparcimiento de la población.

Artículos relacionados:

Plogging: ¿deporte o amor al medioambiente?

¿Qué es el Urban Farming?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *