Diez claves para impulsar la economía circular

economia-circular
Aunque cada vez hay más personas y empresas que apuestan por la economía circular, todavía queda mucho para que se convierta en una realidad en el día a día de toda actividad, a pesar de las múltiples ventajas que tiene para el entorno natural, el medio ambiente y la sostenibilidad. Pero, ¿qué se puede hacer para imulsarla e implantarla en mayor medida? Con estas diez claves puede recibir un fuerte empuje dentro de una organización o entidad. Incluso, se pueden aplicar a nivel personal para actuar sobre el entorno más próximo.

Grupos de interés

Es importante tener en cuenta a los grupos de interés externos, siendo el principal los clientes porque son los más influyentes. También se pueden alinear los objetivos con otras entidades externas que trabajen en economía circular como las ONGS, agencias gubernamentales y reguladores u organizaciones comunitarias. Trabajando todas juntas es más fácil conseguir los objetivos planteados.

Proyectos

Implantar la economía circular por implantarla no tiene ningún sentido. El proyecto debe ser posible y factible. Para ello, hay que ver qué tipo de iniciativas pueden llevarse a cabo para lo que se debe hacer un buen análisis para seleccionar la más adecuada.

Productos

Una de las maneras más fáciles de avanzar en la economía circular es aplicar este concepto a la innovación, introduciendo cambios en los procesos productivos o bien en los propios productos y servicios.

economia-circular

Directivos

En el caso de una empresa, es muy importante que la alta dirección sea consciente de la importancia de la economía circular, además de poder tener la fortaleza y capacidad para poner en marcha iniciativas que se engloben dentro de este concepto, que además debe ser visto por la entidad como una ventaja competitiva.

Personas

La plantilla de una empresa o entidad es otra de las claves, puesto que no solo se precisan líderes para impulsar los proyectos, sino también formar equipos para su desarrollo y ejecución.

Formación

Todas las personas tienen que saber lo que es la economía circular y el proyecto en el que van a trabajar para poder involucrarse y hacerlo realidad, siendo necesario recibir formación específica en esta materia.

Participación

Aunque el proyecto vaya a desarrollarse en un área o línea de actividad de la empresa o de la entidad, es importante que todo el mundo se implique en el proyecto para que tenga éxito, aunque no lo vayan a liderar o trabajar directamente. Si lo conocen, podrán colaborar y establecer sinergias transversales.

Colaboraciones

En algunas ocasiones, puede ser necesario colaborar con personas o entidades externas para llevar a cabo los procesos relacionados con el proyecto de economía circular. No hay que tener miedo a hacerlo. Precisamente, la colaboración es una de las principales claves de la economía circular. Y es que el residuo de una empresa puede ser la materia prima de otra. Es solo uno de los múltiples ejemplos.

Medir

No hay que olvidarse de medir la actividad en la economía circular para valorar los resultados obtenidos. Es lo que se conoce como KPI, que permite medir el progreso a través de informes internos y externos que se elaboran de forma periódica.

Comunicar

Los logros y avances conseguidos con la economía circular deben ser difundidos para que la compañía se beneficie de esa mejora competitiva. Y, aunque no tengan traslación en el precio, es una manera de tener más prestigio, mejorar la reputación y atraer a nuevos clientes.

Artículos relacionados:

¿Qué es la minería urbana?

Construcción o biomedicina: los nuevos usos para los residuos de maíz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *