Las cenizas de las mascotas pueden convertirse en plantas

cenizas-mascotas-plantas
El fallecimiento de una mascota siempre es un momento muy delicado para la familia, que tiene que elegir si enterrarla o bien incinerarla. Últimamente, la incineración está creciendo de la mano de más empresas, que están ofreciendo este tipo de servicios porque permiten que las cenizas se tengan en casa. Sin embargo, la incineración es un proceso que suele ser contaminante. Además, está el handicap de que las cenizas no pueden depositarse en cualquier sitio porque son altamente contaminantes como sucede con las de las personas fallecidas. No obstante, ahora ha surgido una nueva iniciativa que permite convertir las cenizas de las mascotas en plantas. Sin duda, una apuesta por el reciclaje, pero también para tener presente a las mascotas en otra forma de vida.

La iniciativa

Esta idea ha surgido de dos alumnas de la Universidad de Mondragón. Se trata de Amaya Gil y Maite López, que han sido las creadoras de un kit de cultivo, que permite utilizar las cenizas de las mascotas para hacer crecer una planta.

Esta iniciativa ha surgido a raíz del trabajo que tenían que hacer de fin de curso, optando por crear un nuevo negocio de urnas funerarias, que son exclusivas para mascotas.

Estas urnas tienen la particularidad de que permiten utilizar las cenizas de la mascota tras la incineración para cultivar una planta. De esta manera, tienen otra vida útil, aparte de ayudar al nacimiento de un nuevo ser.

cenizas-mascotas-plantas
La planta a su vez permite estar en contacto con la mascota a través de esa nueva forma de vida, lo que puede ayudar a sobrellevar la pérdida del animal de compañía.

En concreto, con las cenizas del animal, se pueden cultivar plantas como el poto, el crotón o la drácena, ya que son las tres especies más idóneas para este tipo de urnas-maceta.

Además, en el caso de que la planta muera -porque todo tiene un final-, la persona nunca perderá todas las cenizas de la mascota porque hay una parte que puede recuperarse, ya que se guarda dentro de la urna en un tarrito de cristal. Su contenido puede emplearse para una segunda plantación.

Crecimiento de la planta

Para hacer crecer la planta con las cenizas de la mascota, la iniciativa incluye dos opciones. Una de ellas es hacerse con el kit, de manera que la persona lo tendrá que hacer por sí misma en su casa. La otra alternativa es recibir la maceta-urna totalmente preparada para que la planta pueda crecer.

Artículos relacionados:

Lo que contamina la incineración de un cuerpo humano

Urna Bio, cenizas que se convierten en un árbol

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *