Logran impedir el desarrollo de un hongo que daña los cultivos

hongos-cultivos
Cuando se habla de cultivos, siempre se tiende a pensar en las plagas. Sin embargo, las plantas están expuestas a otros riesgos como los hongos. De hecho, hay especies como la Fusarium oxysporumesses, que es muy perjudicial y que causa importantes daños no solo en las plantaciones en sí, sino que también su presencia produce graves consecuencias al generar pérdidas económicas. Ahora, una nueva investigación ha conseguido impedir su desarrollo.

El estudio

Un grupo de investigadores de la Universidad de Córdoba son los responsables del desarrollo de este sistema con el que se evita la aparición de este hongo, que puede pasar desapercibido en el suelo del cultivo durante más de 30 años pero que, cuando germina, causa graves daños porque crece de forma directa hacia la raíz de las plantas y coloniza todo su sistema. Esto hace que se marchiten todos los cultivos.

En concreto, el estudio ha permitido detectar en su totalidad el mecanismo que el hongo emplea para propagarse y ha identificado una molécula que el patógeno emplea para reproducirse.

Es la feromona autocrina, que se caracteriza por ser una sustancia producida por una gran variedad de organismos para enviar señales químicas entre seres de distinto sexo con la finalidad de la reproducción.

hongos-cultivos
Sin embargo, el patógeno la emplea de manera diferente, haciendo uso de ella para captar información sobre la cantidad de población de su misma especie que hay alrededor. Así, si detecta que hay poca cantidad, empieza a producir filamentos para colonizar el suelo. En caso contrario, las esporas no germinan y no se multiplica en el suelo.

El sistema

Este mecanismo de colonización es el que ha dado la pista para frenar su desarrollo, lo que se ha conseguido con el suministro de esta feromona al hongo de manera artificial para que interrumpa su reproducción porque así el hongo interpreta que hay mucha población a su alrededor aunque, en realidad, no la hay.

Artículos relacionados:

El aroma del tomate puede proteger a los cultivos de forma natural

Las arañas se convierten en un plaguicida natural para los invernaderos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *