Crean un sistema para predecir el pasto que crecerá en las dehesas

dehesa
Investigadores en Córdoba han desarrollado un nuevo sistema con el que es posible predecir el pasto que crecerá en las dehesas. Un método que es clave para la ganadería, ya que permitiría reducir costes y se podría realizar una gestión más eficiente y adecuada del ecosistema.

El sistema

El nuevo sistema ha sido desarrollado por un equipo de investigadores del Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera de Andalucía (IFAPA) de Córdoba y el grupo de Dinámica Fluvial e Hidrología de la Universidad de Córdoba.

El sistema se basa en un método que permite calcular cuánto pasto se generará en las dehesas. Un conocimiento que tiene una serie de ventajas. La primera de ellas es el ahorro para el ganadero, puesto que puede ajustar y planificar la compra de pienso.

Sin embargo, no es la única, ya que se es posible aplicarlo a la gestión de un ecosistema de más de 1,2 millones de hectáreas situadas por el territorio de toda la comunidad de Andalucía.

dehesa
Otra característica importante es que esta herramienta tiene también un bajo coste en su aplicación al usurase imágenes por satélite y datos meteorológicos con los que se consiguen buenos resultados de estimación en la producción del pasto. Son datos que se obtienen con gran precisión.

Conservación

Los beneficios de esta herramienta no solo se centran en las ventajas para los productores y ganaderos en la reducción de sus costes o para el cálculo de las ayudas a percibir, sino que tiene una especial importancia en la preservación del medioambiente.

En concreto, este sistema, que se enmarca en el proyecto europeo ‘Life bioDehesa’, facilita la conservación y biodiversidad del ecosistema. La clave está en que las previsiones de crecimiento se realizan tomando la medición del gas CO2 que los vegetales respiran.

El carbono que entra es analizado y se resta el que sale de las plantas a través de unos aparatos de control que, a su vez, miden la velocidad del viento y la presencia de agua. Así, se conoce la cantidad que queda retenido en el vegetal para hacerlo crecer.

Artículos relacionados:

España es el cuarto país con más tierra agrícola ecológica

Productos locales y de temporada, una opción más ecológica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *