Ruedas para elaborar cemento


Las ruedas de los automóviles son uno de los productos más difíciles de reciclar. Por ello se buscan diferentes maneras de reutilización. Para que no vayan a parar a un desguace y se conviertan en una montaña de neumáticos, como ocurre en la famosa serie Los Simpsons.

En Sonora, estado del norte de México, han llevado a cabo un plan para reutilizar todos esos neumáticos que quedaban tirados en cualquier parte, contaminando el ambiente. Alrededor de 6.000 toneladas han sido recolectadas en varios puntos del estado y se han reutilizado para producir cemento, como parte de un programa llamado Saneamiento de Llantas de Desecho.

El jefe de control y seguimiento de la Comisión de Ecología y Desarrollo Sustentable del Estado de Sonora (CEDES), Gilberto Limón Corbalá, señaló que este programa es pionero en el estado y en el país (y cabría añadir que, prácticamente, en el mundo) como una forma de resolver el problema de las ruedas que son desechadas. Los municipios donde se pueden depositar estos desperdicios son Nogales, San Luis Río Colorado, Agua Prieta y Naco.

El CEDES llegó a un acuerdo con el Gobierno federal, a través de la Secretaría del Medio Ambiente (Semarnat), y la empresa Cemex para dar este buen uso a las llantas de desecho. El programa tiene como objetivo transportar los neumáticos de los citados municipios a los hornos de producción de cemento que operan en Hermosillo para procesarlos. Así, se reducen enormemente las posibilidades de que prolifere fauna nociva, como ratas e insectos. Además, las cementeras no tienen que usar combustibles fósiles, reduciendo de este modo las emisiones tóxicas.

Así mismo, subproductos que quedan tras quemar las llantas, como hierro y otros minerales, se pueden incorporar al cemento. Por último, los espacios antes ocupados por montañas de ruedas se pueden usar para ubicar instalaciones que beneficien a la comunidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *