Vasos y botellas gigantes para denunciar la contaminación en el Mediterráneo

Greenpeace Contaminacion Mediterraneo
La contaminación con mayúsculas necesita una campaña que no se ande con chiquitas. En este sentido, Greenpeace suele dar la talla cada vez que lanza una nueva campaña y, en este caso, además lo hace literalmente. Su objetivo: concienciar sobre la polución , y los medios empleados están fabricados a una gran escala.

La imagen nos lo demuestra. Basta un vistazo para observar la diferencia de tamaño que hay entre las lanchas y los objetos de plástico junto a los que se encuentran. En efecto, no estamos en el mundo de Gulliver, por lo que los activistas y sus barquitos tienen un tamaño normal. A diferencia de los gigantescos botellas y vasos de plástico que miden 12 y 6 metros, respectivamente.

Un drama ambiental

Su intención es clara: hacer visible lo invisible, y aumentar su tamaño de forma desmedida es una efectiva manera de hacerlo. Junto a las imágenes, la ONG ha emitido un comunicado en el que explican el por qué de su performance, mencionando el riesgo ambiental que supone la polución.

«Con esta acción queremos hacer visible lo invisible, que es la contaminación por plásticos que invade el Mediterráneo», reza la nota. Además, se apunta que son objetos que se irán descomponiendo con el paso del tiempo. Su degradación es un proceso que, explican, pasa inadvertido, si bien crea un problema ambiental enorme.

Cuando más pequeños se vuelven, aun siendo «aparentemente inofensivos», resultan cada vez más peligrosos para el medio marino. Por último, según un reciente estudio difundido con motivo del Día Mundial de los Océanos, celebrado el 8 de junio, la cantidad de desperdicios plásticos ha aumentado más de 100 veces en los últimos 40 años. De media, cada año se tiran al mar siete millones de toneladas de basura.

1 comentario

  1. Este fin de semana estuvimos en una Cala de la Costa Brava, el paisaje es idílico hasta que ingresas al mar. La cantidad de residuos existentes es triste, incluso de residuos recientes no de antiguos y a mi entender son generados por la sobrepoblación de las playas. El uso de algunos plásticos biodegradables y compostables podría ser un porcentaje bajisimo de solución, pero se debería atacar a la reutilización de los envases a través del relleno de los mismos, esto puede lograrse con el uso de los sistemas de plásticos hidrosolubles, que permite disminuir el consumo plástico en un 95%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *