Crean un algoritmo que predice la dificultad de combatir un incendio forestal

incendios-forestales
No todos los incendios se producen con la misma intensidad, lo que hace que unos sean más fáciles que otros de sofocar. Saberlo de antemano o cuando se acaba de producir, no siempre es sencillo. Un nuevo algoritmo puede ser la solución. Y es que ayuda a predecir la dificultad de combatir un incendio forestal, sabiendo de antemano si la lucha contra el fuego está o no perdida.

El algoritmo

Este nuevo algoritmo ha sido desarrollado por el Laboratorio de Incendios Forestales de la Universidad de Córdoba (UCO), en colaboración con la Estación de Investigación Rocky Mountain del Servicio Forestal del Departamento de Agricultura de Estados Unidos.

Este algoritmo responde a las preguntas que surgen ante un incendio descontrolado cómo las zonas que están ya perdidas, por qué lugar es más idóneo abordar la extinción del fuego o presenta menos dificultad… Para ello, tienen en cuenta parámetros como la presencia de barrancos, laderas irregulares o copas de árboles, entre otros aspectos.

Son preguntas a las que se responde con este algoritmo en el que las matemáticas se convierten en el principal aliado en la lucha contra el fuego a través de una fracción. De esta manera, si el numerador está próximo a 30, que es el número máximo, se indica que el combate contra el fuego está prácticamente perdido cuando el valor del denominador –el valor máximo es 50-, registra valores bajos.

incendios-forestales
Por el contrario, si el denominador es de 50, es señal de que el terreno tiene infraestructuras adecuadas para acometer los trabajos de extinción del fuego de una manera efectiva.

A partir de estas fracciones y según el resultado de la ecuación, la herramienta indica además un índice de dificultad de extinción, que informa de las posibilidades de realizar las operaciones de extinción con eficiencia y seguridad.

El algoritmo es así útil para que las autoridades puedan establecer las estrategias de supresión y control de los frentes activos ante una dificultad baja o moderada predicha.

En el caso de que la dificultad sea alta o extrema, es posible evitar acciones comprometidas en materia de seguridad y que conlleven el agotamiento de los medios de extinción en escenarios de escasa o nula capacidad de extinción.

Validación

Esta herramienta se ha validado en dos incendios sucedidos en Andalucía.

Artículos relacionados:

España se sitúa entre los países europeos con más afección de incendios forestales

Crean un gel que ayuda a prevenir los incendios forestales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *