Aumentan un 20% los grandes incendios en España

incendios-forestales
Con el calor y las altas temperaturas, nuevamente vuelven a producirse incendios en esta época del año. Y las cifras no son buenas. Los últimos datos apuntan a un crecimiento del 20% en el número de incendios en el territorio nacional, observándose además que aumentan los de mayores dimensiones. Es decir, que los incendios crecen en número y superficie quemada. En concreto, España es el segundo país del Mediterráneo con más extensión afectada por el fuego.

Los datos

Estos datos se desprenden del último informe realizado por WWF en el que se refleja que los incendios que superan las 500 hectáreas de superficie han crecido un 20% en el país en los últimos años. Además, también se observa que son un 15% más grandes, llegando a arder una extensión media cada año de 100.000 hectáreas en unos 12.000 siniestros.

El estudio pone de manifiesto a su vez que el territorio arde a oleadas, que conllevan cada vez más riesgos. Son datos a tener en cuenta porque se observa una tendencia que WWF califica de peligrosa ante ese aumento de grandes incendios forestales.

Una amenaza que se produce a pesar de que la tendencia generalizada en el número de incendios y la superficie quemada en ellos están en clara disminución desde los años 80 del siglo XX.

incendios-forestales
Y es que no hay que olvidar datos como el hecho de que en España, en poco más de cinco días, ya se han calcinado al menos 10.000 hectáreas de superficie forestal. Una extensión que no se prevé que sea la única ante un verano seco, caluroso y largo.

Europa

El informe no solo alude a España, sino que también refleja la situación de otros países de la Europa mediterránea. De acuerdo con los datos que se recogen, se constata que el 80% de la superficie que se quema en el continente europeo cada año se corresponde con Portugal, España, Francia, Italia, Grecia y Turquía con una media de 375.000 hectáreas en más de 56.000 siniestros.

Esto supone importantes daños ambientales y económicos, aparte de entrañar un riesgo para las vidas humanas, sobre todo, ante la aparición de esos grandes incendios, que se caracterizan por ser veloces, letales y difíciles de apagar a pesar de los avanzados dispositivos y medios de extinción.

Artículos relacionados:

Nuevo método para identificar los territorios con mayor riesgo de incendios

La polución por incendios llega a zonas situadas a cientos de kilómetros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *