Desarrollan un trigo al que no le afecta el cambio climático

trigo
Con el aumento de las altas temperaturas y las consecuencias del cambio climático, muchos cultivos van a verse afectados, estando una gran parte de ellos en peligro porque son variedades de alimentos que no van a resistir ese calor y la escasez de agua. Para conseguir cultivos más resistentes al estrés hídrico, varios institutos y organizaciones vienen trabajando. Uno de ellos es el Instituto de Investigación y Tecnología Agroalimentaria (IRTA), que ha desarrollado un nuevo trigo harinero, que puede ser el futuro.

El desarrollo

El IRTA está trabajando en una nueva generación de variedades de trigo harinero, que se caracterizará por ser resistente al estrés hídrico, que se prevé en las próximas décadas de forma generalizada en la cuenca Mediterránea por el efecto del cambio climático.

La investigación se centra también en conseguir que este grano sea de alta calidad con el fin de que responda a las exigencias y necesidades de la industria de este sector.

Para ello, dentro de este estudio, se está trabajando con variedades tradicionales, principalmente locales, que se han ido adaptando a las condiciones climáticas del territorio a lo largo del proceso de migración del trigo hasta su llegada la Península Ibérica hará alrededor de 7.000 años.

trigo
Además, el estudio también está investigando con variedades más modernas. En total, son más de 350 clases de trigo las que están siendo analizadas y estudiadas con el fin de conocer caracteres relacionados con el rendimiento y sus componentes como el número de espigas por planta, el número de granos por espiga o el peso del grano.

Igualmente se atiende a la fenología, si la floración es temprana o tardía y los caracteres que están directamente relacionados con el estrés hídrico. A su vez, se estudian los marcadores moleculares para identificar aquellos que permitan aumentar la eficiencia en la selección.

Ensayos

Estos estudios se están haciendo en campos de ensayo que se localizan en Lleida y en Turquía para conocer el comportamiento de las variedades de trigo en secano. De esta manera, se identificarán las variedades más resistentes a la sequía y las características fisiológicas de la planta.

Artículos relacionados:

El consumo de alimentos ecológicos sigue sin despuntar en España

Aumenta en España la producción de alimentos ecológicos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *