Así son los nuevos sistemas de refrigeración respetuosos con el medioambiente

refrigeracion-sostenible
El medioambiente se ve afectado por muchos avances en las ciudades y municipios que se han adoptado para que las personas vivan con más comodidad y calidad de vida. Es el caso de los sistemas de calefacción y de refrigeración, que inciden de forma directa en el entorno natural. Ahora, se dan nuevos pasos para disponer de sistemas que sean más eficientes y consuman menos energía, pero también más respetuosos con el medioambiente, logrando reducir la emisión de gases.

La investigación

En esta línea de sistemas de refrigeración ha venido trabajando el grupo de investigación Sólidos no cristalinos de la Universidad de Sevilla en colaboración con la Universidad Técnica de Darmstadt (Alemania).

Los resultados de sus investigaciones han permitido desarrollar sistemas de refrigeración que tienen un menor impacto ambiental y que son más eficientes que los convencionales.

De esta manera, con estos sistemas, será posible que se haga un control de la temperatura en cualquier espacio con menor impacto en el entorno, ya que se ha observado una disminución en las emisiones de gases y un menor consumo de energía cuando los aparatos se emplean como aire acondicionado.

refrigeracion-sostenible

El nuevo sistema

La clave de estos nuevos sistemas está en la diferencia en la que se basan en relación a los convencionales, ya que los investigadores han desarrollado un nuevo sistema cuantitativo para determinar el orden de las transiciones en fase termomagnética.

Precisamente, saber las particularidades de una transición de fase termomagnéticas es de ayuda para que haya un menor impacto ambiental porque no se emplean gases que aumentan el efecto invernadero o que son nocivos para la capa de ozono. Igualmente, se consigue ese ahorro energético como sucede, por ejemplo, en dispositivos como los frigoríficos.

Así, si se pueden describir estas transformaciones adecuadamente, es posible prever el comportamiento de los dispositivos y ganar en eficiencia. Un dato que también es importante porque se estima que la mayor parte de la energía que se consume está relacionada con sistemas de control de temperatura. Esto a su vez conllevará un impacto socioeconómico importante al poder vivir de una forma más sostenible.

Artículos relacionados:

El CSIC adaptará edificios al cambio climático apostando por la naturaleza

Inventan un material refrescante como alternativa al aire acondicionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *