Camiseta que cambia de color al mojarse en agua contaminada

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter5Share on Google+0

Camiseta
La acidificación del océano provocada por las emisiones de gases de efecto invernadero, concretamente a consecuencia del exceso de dióxido de carbono (CO2), es un tipo de polución que produce graves daños en el ecosistema marino y también puede afectar a la salud. No se trata de un problema que vaya de boca en boca, para qué engañarnos, pero no por ello es menos importante.

Con el fin de darle un empujoncito a esta cuestión, que se antoja más abstracta que real, ha nacido “Water”, un proyecto de las empresas británicas The Lost Explorer y Theunseen. Y su plasmación práctica es todo un invento, curioso y muy ponible incluso como traje de baño.

Prenda sensible al ph del agua

De hecho, usarla para entrar en el mar y disfrutar de un bañito es lo suyo, aunque hay que tener en cuenta que parece tener más futuro como prenda viral que a la hora de marcar tendencias.

Sea como fuere, esta camiseta está diseñada de un modo muy particular, el necesario para darle la utilidad mencionada, convirtiéndola en un artículo único.

La camiseta “Water” cambia de color cuando entra en contacto con agua acidificada. En concreto, la camiseta reacciona transformando su color, en función del nivel de polución que haya. Se consigue gracias al tinte natural obtenido del repollo morado, por lo que no se han utilizado productos químicos para conseguir esta utilidad.

El agua polucionada reacciona a la antocionina, un compuesto presente en dicho producto. Si el agua tiene un ph neutro, el color de la camiseta será el violeta y si su color es el azul oscuro el ph del ecosistema será idóneo para la vida de los peces.

Por último, el verde significa que bañarse no es recomendable, pues puede provocar irritación en los ojos, y cuando el color de la camiseta tome un color encarnado ni siquiera deberíamos poner un pie en el agua, puesto que el rojo indica que podría ocasionar daños importantes en la piel y órganos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *