Las setas se convierten en una nueva fuente de producción de electricidad

seta-bionica
Las setas son un manjar para el paladar. Pero, ahora, van a tener otra aplicación que dista mucho de su uso gastronómico. Al menos, es lo que sucede con el hongo blanco ordinario, que se ha convertido en una fuente de generación de energía, que además se conduce a través de grafeno.
SEGUIR LEYENDO «Las setas se convierten en una nueva fuente de producción de electricidad»

Consiguen fabricar grafeno reciclando aceite de cocina

Grafeno
Es el material del futuro de las sociedades tecnológicas, con un sinfín de aplicaciones que ayudan a una mayor sostenibilidad. Pero había peros. El grafeno tiene muchas virtudes, aunque su potencial no podía acabar de explotar por su alto precio. Ahora, eso podría haber cambiado.

En efecto, la eficiencia del grafeno patinaba por sus altos costos de fabricación, así como por la complejidad de su producción. Pero eso era antes. Ahora, las cosas pueden empezar a cambiar gracias a un nuevo invento que logra producirlo de un modo inverosímil.
SEGUIR LEYENDO «Consiguen fabricar grafeno reciclando aceite de cocina»

Bombillas de grafeno, una realidad

Bombilla grafeno 2
Las bombillas del futuro no han de hacer virguerías. O sí, visto lo visto con el avance de la domótica y el Internet de las cosas pero, sobre todo, se les pide una mayor eficiencia. Justamente, lo que pueden ofrecer unas bombillas que estarán en el mercado a partir del próximo otoño. ¿Su secreto? El grafeno, ese material casi milagroso en el que tantas esperanzas hay puestas en un futuro más verde, que se espera no demasiado lejano.

En el plano ecológico, en efecto, el grafeno puede cambiar nuestra vida y un sinfín de cosas que nos rodean, revolución energética incluida, y hacerlo con inventos ecológicos que más bien parecen salidos de una película de ciencia ficción. En este caso, sin embargo, casi casi mañana mismo será una realidad. Y es que las bombillas de grafeno han llegado, y prometen una eficiencia muy interesante.
SEGUIR LEYENDO «Bombillas de grafeno, una realidad»