Ideas geniales para reciclar las pelotas de tenis

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Llega el verano, y con él la playita y los típicos partiditos de frontón, pádel, tenis y demás juegos de pelota que nos hacen disfrutar del aire libre. Un verano azul que también podemos hacer verde reciclando pelotas de tenis inservibles con las que fabricar desde un original colgador de trapos hasta una pequeña percha para guardar las llaves…

En esto del reciclaje, muchas veces las ideas más locas acaban siendo realmente prácticas y decorativas. Un buen ejemplo son estos divertidos artilugios, que parecen salidos de la mente de un reciclador compulsivo tocado por la varita mágica del ingenio, y que igual sirven para decorar la cocina, la entrada o cualquier pared de no importa qué habitación de casa, de la oficina o de donde a ti se te antoje.

Todas estas pelotas tienen en común una buena boca y ser silenciosas así colocadas, bien sujetas a la pared, donde no pueden cantar su famoso pock-pock, pero sí dar mucho juego. En lugar de coger polvo en algún cajón o acabar en el cubo de la basura, han renacido de forma graciosa y hasta tierna para hacerte la vida más fácil.

Para conseguir resultados tan fantásticos como los de la fotografía, sólo has de dejar volar tu imaginación y seguir unas sencillísimas pautas, como lavarlas y secarlas previamente. Luego, has de planear cómo le harías la cara, si las quieres contentas, tristes o indiferentes o si hasta te atreves a inventar el modo de que transmita emociones en plan emoticonos.

Por lo demás, conseguirás que se sujeten a cualquier sitio haciéndoles un agujero por detrás, en el que poder aplicar un enganche o similares. Eso sí, sobre la forma de la boca, ten en cuenta el uso que quieres darle a la hora de ser creativo, y que la boca hace las veces de sujetador.

¿Que no te convence o no va con tu estilo? Pues siempre te queda la opción de reutilizarlas para lavar ropa de cama o chaquetones de plumas en la lavadora. Por si aún no lo sabías, introducir un par de pelotitas en el tambor evitará que las plumas se apelmacen con el simple movimiento de las mismas. Para este uso, mejor que sean incoloras para evitar desteñidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *