Inventan un chocolate saludable y delicioso sustituyendo las grasas por zumo de frutas


Saborear un chocolate delicioso, con todo su sabor y cero sentimientos de culpa ya no es un sueño imposible gracias al nuevo chocolate bajo en grasas que acaban de inventar científicos británicos.

Sustituir la mitad de los lípidos que contiene el tradicional chocolate por zumo de frutas ha sido la fórmula del éxito, que ha convertido un producto poco saludable por su alto nivel de grasas en un chocolate que el paladar encuentra similar, pero haciendo el milagro de no pasar factura a la salud ni tampoco disparar los números en la báscula.

Si cumple lo que promete, es decir, si sabe a auténtico chocolate, este nuevo chocolate creado en el laboratorio por científicos del Departamento de Química de la Universidad de Warwick, tiene el éxito asegurado en el mundo entero, sin duda alguna.

El equipo de investigación, al menos, asegura que su sabor es idéntico al del chocolate de siempre: “La grasa le da el chocolate todas las buenas sensaciones que la gente busca, como una textura sedosa, su forma de derretirse en la boca… Pero nosotros hemos encontrado una manera de reducir grasa y mantener todas esas cosas que hacen que el chocolate sepa a chocolate.”

No quiero ni pensar cómo se han puesto los científicos de chocolate durante meses hasta dar con la fórmula, que han ido perfeccionando poco a poco, hasta finalmente sustituir la manteca de cacao y las grasas de la leche por cierta cantidad de gotas de zumo de infusión de frutas como la naranja y los arándanos.

Eso sí, los investigadores reconocen que sí hay una pequeña diferencia de sabor, algo afrutado en el nuevo chocolate, como es lógico. Pero lo tienen todo previsto, pues afirman que siempre existe la opción de añadir agua y una pequeña cantidad de ácido ascórbico o vitamina C en lugar de zumo si se desea un sabor a chocolate, chocolate.

¿Para cuándo en las tiendas? Este estudio es pionero es establecer una técnica que funciona, abriendo las puertas a nuevas investigaciones, si bien la industria alimentaria podría utilizar su método para fabricar tabletas de chocolate tan sabrosas como bajas en grasa. Por lo tanto, ya todo es ponerse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *