Los árboles de hoja caduca tienen límites para absorber CO2

arboles
Los árboles son agentes fundamentales en la absorción de dióxido de carbono. Es una capacidad que, sin embargo, está limitada en el caso de algunas especies. Una nueva investigación ha puesto de manifiesto que los árboles de hoja caduca tienen un mecanismo de autorregulación que limita la duración de la temporada de crecimiento. De esta manera, a más fotosíntesis en primavera y verano, se pierden antes las hojas en otoño. Esto implica que la absorción estacional de CO2 en bosques templados podría aumentar en menor grado con la subida de las temperaturas en comparación con predicciones anteriores.

El estudio

Este análisis ha sido realizado por la ETH Zurich y supone un importante cambio en relación a otros estudios científicos que asumían hasta ahora que, tras el fin del verano, las disminuciones otoñales de la temperatura y duración del día son las principales señales que determinan el momento de la senescencia de las hojas. Sin embargo, este proceso de envejecimiento de las hojas no se comprendía bien.

Ahora la investigación ha logrado comprender mejor la senescencia de las hojas. Esto ha permitido que el vínculo entre la fenología de primavera y otoño se explique por la actividad fotosintética. En concreto, por el fenómeno de la limitación del sumidero de carbono.

En esta hipótesis, los escasos nutrientes del suelo, como es el caso del nitrógeno, limitarían la cantidad de CO2 que una planta es capaz de absorber durante la temporada. De esta manera, a más absorción de carbono por los árboles en primavera y verano, más temprano comenzará la senescencia foliar.

arboles

La base

A estas conclusiones se han llegado tras observar seis especies de árboles de hoja caduca europeos durante las seis últimas décadas. Con los resultados, se ha probado la influencia relativa de varios factores en el momento de la senescencia otoñal, incluyendo la emergencia de las hojas en primavera. También se han valorado otros factores como la fotosíntesis estacional, la concentración de CO2, la temperatura y la precipitación.

Artículos relacionados:

Desarrollan nuevas membranas que pueden extraer el CO2 del aire

Nuevo sistema para convertir el CO2 en un producto químico más sostenible con luz solar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *