Los pingüinos emperador dejan de criar polluelos

pinguino-emperador
En el mundo, hay diversas especies que están en peligro de extinción o que se ven afectadas por cambios que se producen en su hábitat natural. Es el caso del pingüino emperador, especie de la que se ha observado que no se han criado polluelos en los últimos tres años, poniéndose en peligro su colonia. Pero, ¿qué sucede?

La colonia

Esta situación se ha observado en la colonia de Halley Bay, que está situada en el mar de Weddell y que está considerada como la segunda más grande del mundo. Un puesto que ocupaba hasta hace poco tiempo porque ahora se pierde población de pingüino emperador por la falta de polluelos.

En concreto, esta colonia albergaba un número de parejas reproductoras que variaba cada año entre las 14.000 y las 25.000, lo que supone entre el 5% y el 9% de la población de pingüinos emperador a nivel mundial.

Esta carencia se ha puesto de manifiesto a través de las imágenes satelitales de muy alta resolución tomadas por investigadores del British Antartic Survey (BAS). En ellas, se ha reflejado esta falta de polluelos, siendo un hecho que, además, es inusual.

pinguino-emperador

Causas

La carencia de polluelos parece responder a los cambios que se están produciendo en las condiciones locales del hielo marino. Y es que el pingüino emperador precisa de hielo marino estable para reproducirse, siendo necesario que esta plataforma helada dure desde abril hasta diciembre. Un período que se corresponde con la llegada de las aves hasta el crecimiento de los polluelos.

Esto ha hecho que la colonia de Halley Bay haya desaparecido prácticamente. Y es que, en 2016, tras un período climático muy tormentoso e inusual, el hielo se rompió en el mes de octubre antes de que los pollitos hubieran huido. Esto mismo sucedió en 2017 y también se produjo en 2018, produciéndose la muerte de casi todas las crías que había.

Artículos relacionados:

Más de 600 especies están amenazadas en España

La mayoría de las crías de aves marinas mueren en la primera semana de vida

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *