Consejos para practicar un senderismo eco-amigable

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

Senderismo
No hay nada como salir a dar un paseo al aire libre. Es el plan perfecto para liberarnos de las tensiones del día a día, para desconectar del mundanal ruido y dejarnos envolver por el encanto de la naturaleza. Todo maravilloso, y aún lo será más si tratamos de minimizar el impacto ambiental que suponen nuestras salidas de excursión.

Los consejos que pueden darse para cuidar el medio ambiente en estos casos son pocos y básicos, producto del sentido común, pero al mismo tiempo muy importantes. Cumplirlos supone demostrar nuestro respeto por el entorno, por la fauna y la flora, y nos brinda la oportunidad de agradecerle al ecosistema ese bienestar que nos ha dado, y que nos da cada vez que lo deseamos.

No dejar rastro

En efecto, poder entrar sin llamar es de agradecer, y una regla de oro es precisamente esa, comportarnos como si fuésemos invitados, con cuidado y respeto, teniendo claro que no hemos de tirar restos de comida, envases y demás basura, pues contaminan seriamente la vida silvestre.

Llevar una bolsa vacía puede ser la solución al problema de los desperdicios. Si existen senderos conviene seguirlos para evitar atravesar zonas verdes que pudieran sufrir el paso constante de personas, y al mismo tiempo podríamos encontrar en ellos alguna que otra papelera o contenedor donde depositar nuestros desperdicios.

Si planeamos caminar durante varios días y optamos por la acampada libre en distintos lugares, sería bueno tratar de mover la tienda de modo que minimalicemos el impacto sobre la hierba y el entorno en general. Lo habremos hecho bien si al recoger trastos y reanudar la marcha queda un mínimo o nulo rastro de nuestra presencia.

Tampoco se deben hacer fogatas ni fumar y, en todo caso, si el vicio del tabaco nos puede, tener mucho cuidado con las colillas, porque además de contaminar pueden provocar un incendio, con la catástrofe ambiental que ello supondría.

Con respecto a las fogatas, aunque nos parezca que podemos controlar el fuego, en realidad no es así, y una vez fuera de control nada podría hacerse. Quizá encontremos un camping cercano donde poder hacerlas de forma controlada, teniendo en cuenta también que siempre es más ecológico pernoctar en él que alterar un espacio natural para acampar.

Senderismo ecologico
En caso de limpiar vajilla o ropa en riachuelos es importante hacerlo con jabón biodegradable y lo mismo cabe decir del champú. Si el lugar es muy popular y no está demasiado cuidado, no por ello hemos de dejar de hacerlo. Muy al contrario, hemos de extremar nuestra huella para no agravar la situación e intentar dar ejemplo con nuestra actitud eco-amigable.

Mirar y admirar la Naturaleza

Mirar y admirar la naturaleza es un gran placer, único e incomparable, y también en este capítulo se necesita un comportamiento respetuoso. Contemplar la flora sin coger flores ni arrancar plantas, observar a los pájaros sin molestarlos, sin acercanos a sus nidos ni mucho menos tocarlos, sujetar a los perros con correa, si bien ésta puede ser larga y cómoda para que el animal se sienta libre y al mismo tiempo esté controlado…

Si no es así, mejor dejar a nuestras mascotas en casa. Igualmente, si queremos respetar al máximo los ciclos naturales, también hacerlo nosotros en temporadas especialmente de anidación, celo y, por otro lado, tener cuidado con la posible presencia de animales potencialmente peligrosos. Además, busquemos otro destino si disponemos información sobre un área especialmente vulnerable por la presencia humana o por polución de cualquier tipo. Se trata, en suma, de ser silenciosos y discretos, sin asustar a los animales ni alterar el equilibrio del ecosistema, razón por la que además siempre será más ecológico ir en grupos reducidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *