La contaminación también afecta a las nubes

contaminacion-nubes
La contaminación no solo afecta a las personas, animales y plantas, también se notan afecciones en la atmósfera y, en concreto, en las nubes. Y es que ahora un nuevo estudio que ha sido realizado por la NASA ha permitido detectar que la contaminación dificulta el crecimiento de las nubes convectivas, es decir, aquellas que están relacionadas con las tormentas.

El estudio

Esta dificultad en el crecimiento se produce cuando el ambiente está altamente contaminado. Esto se debe a que, al reducirse la brecha existente entre la temperatura del suelo y el aire, el humo se encarga de suprimir su formación y crecimiento.

Para llegar a esta conclusión, los investigadores dirigidos por el científico Jonathan Jiang del Laboratorio de Propulsión a Chorro, emplearon datos de observación de dos satélites de la NASA –Calipso y ClouSat-, con el fin de investigar los efectos del humo y también de los contaminantes atmosféricos producidos por el hombre.

Este análisis se realizó teniendo en cuenta diferentes concentraciones en nubes convectivas profundas, desarrollándose durante dos años la revisión de todos los datos disponibles para elegir, posteriormente, el mejor período de cinco años y las regiones de la Tierra que se iban a estudiar.

contaminacion-nubes
El estudio de estos datos ha permitido evidenciar que las nubes no pueden formarse sin algunos aerosoles. La clave está en que el vapor de agua en el aire no se condensa fácilmente en el agua líquida o hielo si no entra en contacto con una partícula de aerosol.

Afecciones en la interacción

En la actualidad, hay diversos aerosoles como cenizas volcánicas, polen o sales marinas, además de tener tamaños, colores y ubicaciones. Son todas ellas características que afectan a la interacción entre aerosoles y nubes.

De esta manera, se constató que para la formación de nubes es precio que el suelo esté más caliente y el aire más fresco para que la humedad en el suelo se evapore, eleve y condense más en la atmósfera.

Artículos relacionados:

La contaminación afecta al cerebro de los niños

La contaminación puede cambiar el corazón

1 comentario

  1. Muy interesante , y la pregunta obligada que debemos hacer desde el punto personal, empresarial y gubernamental?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *