Los sensores ayudarán a conocer la caducidad de los alimentos

sensores-comida
El problema del desperdicio alimentario es importante, sobre todo, en los países más desarrollados. Y es que muchas veces se tira comida porque no se consume o bien se ha caducado en función de la fecha que se indica en su envase. Sin embargo, en ocasiones, hay productos que podrían igualmente consumirse a pesar de esa fecha porque es aproximada. Una situación a la que ahora se ha puesto solución gracias a unos sensores que indicarían una caducidad mucho más precisa.

Los sensores

Este sistema ha sido desarrollado por un equipo de investigadores del Imperial College de Londres, en Reino Unido, que han optado por sensores de gas eléctricos a base de papel.

Estos sensores tienen la particularidad de que detectan los gases en descomposición como, por ejemplo, el amoníaco y la trimetilamina en la carne o en productos pesqueros. También funcionan de manera efectiva con casi el 100% de humedad y a temperatura ambiente.

De esta manera, es posible conocer con más exactitud la fecha de caducidad exacta de los alimentos, aparte de poder saber en todo momento el estado de los productos porque los datos del sensor se pueden leer en los teléfonos inteligentes para lo que se coloca el smartphone junto al envase para comprobar si el alimento es seguro. Un sistema que se combina con etiquetas NFC.

sensores-comida
Los sensores, cuyos datos son más fáciles de interpretar, tienen además la ventaja adicional de que son bastante económicos. De hecho, cada uno cuesta menos de dos céntimos de euro, lo que aporta un valor añadido a este sistema, sobre todo, en comparación con otros sensores que se emplean y que son más caros, llegando incluso a suponer una cuarta parte de los costes del envase.

Sostenibles

Sus ventajas no acaban ahí porque estos sensores han sido desarrollados con materiales biodegradables que, por lo tanto, son ecológicos y no tóxicos. Aparte, este sistema sería más respetuoso con el medioambiente porque evitaría que se tirara comida de hogares y supermercados que, además, va a la basura con los propios envases de plástico.

Artículos relacionados:

Tres razones por las que tiramos alimentos (y cómo corregirlas)

Cinco trucos para conservar mejor los alimentos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *