Tipos de arcilla y propiedades cosméticas

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

mascarilla-de-arcilla
La arcilla es un cosmético natural que además de resultar eco amigable cuida nuestro bolsillo. Sobre todo, cuando las adquirimos en estado puro, sin añadidos ni formando parte de formulaciones que las encarecen.

Por otra parte, es posible realizar mezclas en el hogar para así adaptar su uso a nuestras necesidades y preferencias. Otra manera de lograrlo tiene que ver con la elección de arcillas de distintos tipos, ideóneas para diferentes tipos de piel o con el fin de elegir en cada momento o circunstancia la que mejor nos vaya.

Usos cosmeticos de las arcillas

La piel y el cabello, incluyendo el cuero cabelludo, el cutis y el resto del cuerpo, pueden beneficiarse de la aplicación de las arcillas para lograr una purificación y efecto remineralizante.

La arcilla blanca es idónea para pieles secas y frágiles, conviniendo también a las pieles normales, y si queremos un aporte extra de suavidad, optemos por la arcilla rosa, rica en oligoelementos, que también hará un gran trabajo con las pieles delicadas y sensibles.

Indicada para pieles normales, secas o sensibles, la archilla roja nos aportará efetos similares pues es rica en oligoelementos y, de forma específica, mejora la circulación sanguínea.

Si nuestro principal problema son las impurezas propias de la piel grasa, nos será de gran ayuda la arcilla conocida con el nobre de rhassoul o ghassoul, muy efectiva para higienizar al tiempo que afina la piel y elimina la grasa.

Su textura es suave, pues al contacto con el agua se convierte en una pasta muy fácil y agradable de aplicar. Si nos atrevemos, será también un buen producto para equilibrar el cuero cabelludo graso e incluso para lavar el cabello. En este último caso, aplicado de forma directa, emulsionando con el agua previamente, o mezclado con el champú.

arcilla-cosmetica
Las arcillas de color azul o amarilla se aconsejan para pieles normalees o grasas, tanto por su efecto flash de belleza como por su capacidad de estimulación y reoxigenación de la epidermis, respectivamente.

Mención aparte merece la arcilla verde, probablemente la más popular. Nos resultará, por lo tanto, más sencillo encontrarla para para aprovechar sus beneficios. Conviene a pieles normales y grasas para suabsorción de impurezas, control de grasa y regeneración.

Como truco aplicable a todas las arcillas podemos aromatizarlas con unas gotas de aceite esencial favorito bio que además de aportar un aroma estupendo nos brindará las propiedades del mismo. A su vez, si queremos añadir un efecto nutritivo, será de gran ayuda mezclarla con una yema de huevo o aceites vegetales, como el aceite de oliva, aceite de argán o cualquier otro.

O, si lo preferimos, aplicarlo después. También será de gran ayuda aplicado antes de nuestra crema o leche hidratante para la cara o el cuerpo, tanto se da. Igualmente, evitemos el contorno de los ojos, pues no dejan de ser un producto astringente, que puede dañar esta zona, cuya piel es la más delicada de todo el cuerpo. Por otro lado, también es muy fácil que salgan arruguitas.

A la hora de abastecernos de arcilla no cometamos el error de buscarla or nuestra propia cuenta en la naturaleza. Su origen son las rocas sedimentarias, y de hecho proviene de su misma descomposición, pero por muy naturales que nos parezcan podrian estar contaminadas.

Las adquiridas en comercios, por su parte, al menos han pasado un control en este sentido, si bien hemos de asegurarnos de que no contienen otro componentes, en particular de tipo químico. Por último, tal cual, podemos encontrarlas en polvo y también listas para usar sin otros compuestos, más allá del agua para la formación de una pasta fácil de aplicar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *