Bicicleta que genera energía solar y eólica
Las bicicletas no contaminan, no emiten ningún tipo de gas perjudicial para la atmósfera y el medio ambiente, se aparcan fácil, son baratas y sus usuarios hacen ejercicio físico, así que cuidan su salud. Son suficiente motivos para usar este medio de transporte sostenible y ecológico. Además, cada vez hay más modelos, con un menor peso, con pequeños motores eléctricos que ayudan en el pedaleo, plegables, de madera, etc.

En este sector en constante evolución y mucho futuro, una empresa de Singapur ha decidido crear una bicicleta aún más ecológica si cabe, ya que, además de las ventajas comentadas más arriba, la EHITS (Energy Harvesting Intermode Transport System) es una bicicleta que genera energía solar y eólica.

Para producir energía renovable y limpia, la bicicleta cuenta con un panel solar acoplado al cuadro. Por otra parte, hay dos ruedas de rotor de disco en las que se han instalado dos generadores eólicos. Solar y eólica en el transporte más ecológico.

Por otra parte, ya que no siempre se va a consumir esa energía generada en el mismo instante en que se produce, la bicicleta tiene una batería para almacenar la energía. Una vez acabado el paseo, se puede transferir a la red eléctrica a través de un cable que se enchufa por la parte de los pedales. Sería el proceso inverso al de una gasolinera: en vez de recibir energía, se manda energía de la bici a la red.

Minicentrales eléctricas movibles

No hay que confundir este modelo con las bicicletas eléctricas que ayudan en el pedaleo al ciclista. Es cierto que usa un poco de energía para que funcionen los sistemas solar y eólico, así como el identificador de seguridad por radiofrecuencia o el GPS que se encuentra en el manillar. La idea es que, cuando están paradas, después de un recorrido, se conviertan en una especie de minicentral eléctrica.

Las bicicletas EHITS no producen mucha energía. Pero lo interesante aquí es el concepto, la idea, que puede servir como acicate para nuevas iniciativas ecológicas. Por ejemplo, si se usan estas bicicletas en los sistemas de préstamo de las ciudades, se podría conseguir electricidad renovable y limpia con el transporte de los ciudadanos para encender las farolas por la noche.