Así es la casa 100% sostenible

lg-casa-sostenible
Una casa totalmente sostenible no es ningún sueño. De hecho, ya es realidad. La firma LG ha dado a conocer una construcción autónoma, que se caracteriza por ser 100% sostenible. Para ello, cuenta con varios elementos como paneles solares y baterías, aparte de haberse utilizado soluciones de aerotérmica y electrodomésticos eficientes. Son algunas de las medidas introducidas con las que este hogar no solo es sostenible, sino que puede llegar a generar más energía de la que consume, siendo posible almacenarla o bien obtener recursos económicos con ella. Y, todo, sin olvidarse del confort.

La casa

Esta casa se ha instalado en la sede de LG en Las Rozas, en Madrid. Allí se puede ver la LG Hanoi ThinQ, como se ha denominado. Este hogar es fácilmente reconocible porque sigue la arquitectura tradicional de las viviendas de Corea.

La casa ha sido construida siguiendo los principios de Passivhaus para obtener un ahorro de energía de hasta el 90% por el aislamiento térmico, el vidrio de las ventanas o la ausencia de puentes térmicos, así como por la ventilación mecánica, suministros más eficientes y la hermeticidad.

Dentro de los elementos que se han empleado en esta casa están las 24 placas LG NeON R y otras 12 placas LG NeON 2 Bifacial, así como las baterías para poder almacenar el excelente de producción de energía.

lg-casa-sostenible
En el diseño de este hogar, igualmente se ha empleado aerotermia Therma V, que es una solución para climatizar y suministrar agua caliente sanitaria de una manera más eficiente. En concreto, es cuatro veces más eficiente que una caldera convencional.

También se ha apostado por la conectividad para ganar en eficiencia al poderse optimizar el consumo energético y ser posible hacer la gestión de la vivienda a través de un único sistema.

Un hogar asumible

Aunque se puede pensar que este tipo de viviendas son caras por los elementos que se incorporan, lo cierto es que no lo son tanto. LG calcula que, por ejemplo, una casa de unos 120 metros cuadrados con estas características costaría entre 130.000 y 150.000 euros. Una cantidad a la que habría que sumar el precio del terreno.

Además, la amortización de la inversión realizada en fotovoltaica se produciría en el plazo de entre cuatro o cinco años por el ahorro producido en las facturas y la posibilidad de que se venda el excedente de energía generado.

Artículos relacionados:

El poto ayuda a limpiar el aire de las casas

Así es la casa ecológica más cara del mundo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *