Desarrollo económico en Alabama fabricando bicicletas de bambú


Los grandes expertos en economía piensan cómo salir de la crisis. Esos mismos expertos que, no sólo no vieron lo que se avecinaba, sino que, tuvieron, en parte, culpa de que ocurriera. Economistas que piensan en grandes cifras, en el PIB, en los valores de las bolsas, en la venta del bono alemán… Pero no tienen en cuenta la economía real, el día a día, la vida de las personas.

Quizá la solución a la crisis sea aproximarse a la economía con pequeños proyectos que involucren a la gente. Y, si esos proyectos son ecológicos, aún mejor. Es lo que está ocurriendo en una ciudad del estado de Alabama, Estados Unidos, llamada Greensboro, donde están desarrollando su economía fabricando bicicletas de bambú.

La idea parte un grupo de activistas y artesanos. Greensboro es una de las muchas ciudades en depresión económica por el cierre de fábricas. El desempleo ha aumentado en los últimos años. La solución: fabricar bicicletas de gama alta hechas con el bambú que crece al lado de las carreteras.

Además, es una forma de aprovechar una materia prima que llega a resultar un problema. Muchos vecinos se quejan de lo difícil que es controlar la proliferación de bambú, ya que es una planta que crece rápidamente. No saben cómo deshacerse de tanto bambú.

Un proyecto social y de ayuda a la comunidad


Pamela Dorr es la directora ejecutiva de Hero, una organización sin ánimo de lucro que lidera el proyecto. Esta asociación se puso en contacto con Bamboo Bike Studio, en Brooklyn, especialistas en el diseño de bicicletas de gama alta. El resultado de esta colaboración es una línea de productos que han llamado HERObikes. El tercer modelo que han fabricado está en la plataforma Kickstarter en búsqueda de financiación. La bicicleta está fabricada con tubos hexagonales de bambú y forrado con fibra de carbono. Se venderá a un precio de 850 dólares.

HERObike emplea a dos personas en su tienda y da trabajo a otras treinta personas. El proyecto tiene como principal objetivo combatir la pobreza rural desarrollando viviendas y espacios comunitarios. El próximo paso es crear dos puestos de trabajo para construir bicicletas de bambú.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *