Una enzima reduce la contaminación comiendo plástico

botellas-plastico
El plástico es uno de los elmentos más contaminantes que existen. Y, aunque se puede emplear para otros fines y recoger a través de contenedores específicos, lo cierto es que cada vez se buscan más métodos y vías para que no suponga un problema ambiental. Ahora, un equipo de investigadores parece que ha dado con la clave. Se trata de una enzima que come plástico, lo que ayudaría, sin duda alguna, a paliar este tipo de contaminación.

La investigación

Esta investigación está siendo llevada a cabo por un equipo de investigadores del Reino Unido y de Estados Unidos. Su trabajo, en concreto, se está centrando en el rediseño de una enzima que come plástico.

Esta enzima puede digerir el tereftalato de polietileno o PET, que es un plástico que se patentó en años años 40 y que hoy en día se sigue usando en millones de envases. Aunque es un producto funcional, este plástico puede persistir durante cientos de años en el medioambiente. Y esto supone un problema porque contamina grandes áreas de tierra y mar en todo el mundo.

Esta investigación parte de la observación de una enzima natural de la que se considera que evolucionó en un centro de reciclaje de residuos de Japón. Y es que se apreció que esta enzima era de ayuda a una bacteria para descomponer o digerir el PET.

botellas-plastico
Por este motivo, los investigadores comenzaron a trabajar en ajustar o modificar su estructura con algunos amoniácidos, lo que produjo un cambio importante en la actuación de la enzima, que comenzó a comer plástico de manera más rápida.

Próximos pasos

Sin embargo, el resultado de esta investigación, que se ha publicado recientemente en la revista científica Proceedings of the National Academy of Sciencs, no se queda aquí porque los investigadores van a seguir trabajando para mejorar aún más esta enzima con el fin de ver si es posible que pueda ser capaz de descomponer el PET a escala industrial.

Artículos relacionados:

Cinco maneras creativas de reutilizar botellas de plástico

El peligro de reutilizar las botellas de plástico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *