Aparecen nuevas rutas para comercializar con aves exóticas

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

aves-exoticas
La comercialización de especies exóticas de animales mueve miles de euros en todo el mundo. Y Europa no es una excepción, aunque dentro de los países miembros de la Unión Europea se han establecido algunas medidas legales que han contribuido a frenar este tipo de comercio, sobre todo, en las aves. Por las últimas estadísticas, parece que este tipo de iniciativas están siendo beneficiosas porque este tipo de transacciones comerciales ha descendido, aunque hay estudios que alertan de la aparición de nuevas rutas comerciales.

La compra-venta

Este tipo de operaciones era común en la Unión Europea, sobre todo, en estados como España, Portugal, Italia, Bélgica y los Países Bajos, que conformaban la zona prioritaria de destino de las aves exóticas.

En general, en Europa, se ha producido un descenso del comercio de aves exóticas del 90%. Una caída que ha sido posible gracias a la introducción de medidas legales en el año 2005 con las que se impedía la importación de este tipo de animales en la Unión Europea.

La reducción también se ha notado a nivel mundial. Según un estudio, en el que han participado investigadores del Museo Nacional de Ciencias Naturales, MNCN-CSIC, el comercio de aves ha descendido desde los 1,3 millones a los 130.000 ejemplares.

aves-exoticas

Aumento en otras zonas

Sin embargo, a pesar de esta buena cifra, el comercio de las especies animales exóticas y silvestres parece estar lejos de acabar, puesto que se ha detectado que este tipo de operaciones se podrían estar trasladando a otras zonas geográficas de Asia y América.

Un proceso que se explica porque en la investigación se ha observado que en los mercados se está produciendo un proceso de adaptación para tratar de compensar el descenso de la comercialización que se ha producido en Europa.

De momento, el estudio no refleja el efecto que puede tener la creación de estas nuevas rutas de comercio de aves exóticas y las posibles afecciones sobre la biodiversidad y desequilibrios que podrían producirse.

El estudio ha analizado la red de comercio mundial de aves silvestres, que han sido capturadas entre los años 1995 y 2011 y los datos de la convención sobre el Comercio de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *