Así se eliminarán los microplásticos de las aguas residuales

plastico-agua
La preocupación por la presencia de microplásticos en el agua está aumentando exponencialmente y no solo en relación a las aguas potables, sino también las residuales. Un campo este último en el que se está llevando a cabo un nuevo proyecto de investigación para la eliminación de estos materiales en aquellas aguas residuales urbanas o industriales.

El proyecto

La iniciativa parte del Instituto Tecnológico del Plástico-AIMPLAS, que es el encargado de liderar este proyecto Microplast. El objetivo es poder eliminar los microplásticos en las aguas residuales urbanas o industriales a través del desarrollo de una metodología estandarizada.

Con este método, se pretende disponer de datos homogéneos sobre la presencia de los microplásticos en las distintas aguas residuales, cuantificándolos para conocer la situación real y proceder a valorar los mejores métodos de filtrado para retirarlos.

De esta manera, esta metodología estandarizada permitirá disponer de un sistema de cuantificación de la presencia de microplásticos en aguas residuales urbanas y depuradoras, así como en las industriales y plantas piloto de reciclado.

plastico-agua
Esta información facilitará conocer la situación real para proceder a valorar la eficiencia de los diferentes métodos de filtrado desarrollados y que se vienen empleando con el fin de tratar de eliminar estas partículas plásticas que tienen unas dimensiones de menos de cinco milímetros.

El proyecto tiene otros objetivos como el desarrollo de tecnologías para el tratamiento a escala piloto, centrándose en concreto en una tecnología basada en filtros de arena y de carbón activado, mientras que la otra comprenderá los reactores de membrana.

Preocupación creciente

Los microplásticos se han convertido en una preocupación que va en aumento ante el riesgo y la posibilidad de que estas partículas pasen a la cadena alimentaria –lo que repercute de forma perjudicial en la salud de las personas-, a través de diferentes productos que se comen como el pescado o la sal para condimentar los platos, entre otros.

Artículos relacionados:

Logran limpiar la contaminación de microplásticos en mares y ríos con imanes

Los microplásticos pasan a formar parte de la dieta alimenticia de las personas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *