Casita con ruedas, un sueño ecológico hecho realidad

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

casa-ruedas-interior
“Menos casa, más vida”. Es el lema de Alek Lisefki, un diseñador web que consiguió ser coherente con su filosofía de vida poniéndose manos a la obra para construir una pequeña casa sobre ruedas, a la que bautizó como The Tiny Project.

Su enfoque era ecológico, con lo que se trata de una construcción sostenible que no solo emplea materiales verdes, sino también sistemas de generación de energía sostenibles basados en un diseño solar pasivo.

Una eco casa móvil

Podemos seguir al detalle su proyecto a través de su página web (tiny-project.com/), donde encontramos desde planos (en venta) hasta guías descargables gratuitas para su fabricación.

Igualmente, se incluye un photo book con imágenes del proceso de fabricación que también resultan muy ilustrativas, además de un sinfín de apuntes en torno a este bonito proyecto que no deja de crecer con mejoras constantes. Eso sí, no exento de dificultades, si bien las alegrías son siempre mayores que los desafíos, apunta su creador.

¿Pero, cómo surgió la idea? El slogan nos da una idea acerca de la motivación de este joven estadounidense, pero él mismo explica de forma detallada cómo se le encendió la bombilla

Para mí, fue una combinación de muchos factores, como mi deseo de dejar de alquilar y poseer mi casa, mi interés en viviendas alternativas, de tamaño humano y las técnicas de construcción natural, mi necesidad de flexibilidad y la capacidad de moverse desde que he encontrado todavía un lugar para establecerse.

También influyó mi deseo de ser tan libre como sea posible de deuda, eludiendo el camino tradicional a la vivienda propia, así como la cuestión de la flexibilidad y la movilidad (…).

Con estos factores en mi mente, una vez que descubrí el concepto de una pequeña casa sobre ruedas y me quedé enganchado. Era una manera de construir y tener mi propia casa (hecho con materiales buenos y cómodos), a un costo asequible, de crear una forma más sostenible para mí vivir, y todo esto sin necesidad de atarme a ningún lugar ni pedazo de tierra.

Una vez tomada la determinación de construirla, estaba todo por hacer, pero alcanzar su sueño bien merecía el esfuerzo. No se trataba de vivir en una típica roulotte sino de fabricar una casa que realmente fuese un hogar, para vivir “a tiempo completo”.

casa-con-ruedas
“No quiero vivir en una caja de metal feo, con poco o ningún aislamiento y un montón de materiales de plástico barato. Yo quería una casa confortable: aislada con ventanas y puertas reales, natural, con suelos de madera… en el que personalizar el espacio para mí y necesidades para elegir, materiales naturales sostenibles rodearme”, explica.

La casa es eficiente en parte por su pequeño tamaño y por el aislamiento pero por otro lado, como hemos apuntado, también gracias a la elección de materiales ecológicos y a su diseño solar pasivo.

Aprovecha la energía solar mediante sus 10 ventanas y una puerta de cristal por la que entran “toneladas de luz”, y no le faltan los electrodomésticos básicos para una vida confortable. Entre otros, “electrodomésticos de acero inoxidable de alta gama”, una lavadora secadora, un calentador de agua caliente o un refrigerador con congelador.

También dispone de paneles solares, de un sistema para la recolección de agua para buscar la mayor autosuficiencia posible, además de contar con un exterior e interior de madera sostenible que otorga una agradable sensación de bienestar impensable en las tradicionales caravanas.

Construirla supuso dedicarle buena parte de las noches y los fines de semana durante algunos años. Ahora, solo añade mejoras y actualmente, vive en esta casita con su novia Anjali y su perro. El lugar, depende del momento, una ventaja de su total movilidad. Ruedas, para qué os quiero…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *