Cómo reducir los costes energéticos de las empresas

oficina
Como seguramente ya sabrás, todo lo que tiene que ver con la huella ecológica de las empresas es algo que está cada vez más a la orden del día. Reducirla es un objetivo prioritario para muchas de ellas, puesto que existe un compromiso firme para frenar el cambio climático con acciones en las que todos estamos implicados, tanto los trabajadores como las empresas.

En ese sentido, conviene tener en cuenta una serie de consejos con los que lograr reducir el coste energético de la actividad llevada a cabo. Por ello no es de extrañar que cada vez se recurra más a servicios como los que ofrecen en es.endress.com, donde disponen de productos y soluciones para la medición y la automatización de procesos industriales.

Realización de una auditoría energética

El primer paso que debería darse es el de recurrir a una auditoría energética, puesto que es la mejor forma de conocer el consumo actual y ver las oportunidades de mejora que existen en función de los puntos calientes de consumo que se detecten. El ahorro de consumo puede llegar a ser de hasta el 40%, así que merece la pena planteárselo y pedir ayuda de profesionales para realizar una primera valoración en la que se pueden sugerir cambios como los que afectan a la iluminación, el empleo de aparatos electrónicos, los sistemas de climatización, la utilización de instrumentos de medición de presión

Aire acondicionado, calefaccción y ventilación

En general, se recomienda una temperatura de 20 grados centígrados en invierno y de 24 grados centígrados en verano. Si eso no es así y se sufren variaciones, la factura de la luz podría dispararse hasta un 10%. Se recomienda utilizar termostatos para regular la temperatura con el objetivo de sacar el máximo partido a nivel de eficiencia a la calefacción y el aire acondicionado dependiendo de la época del año en la que nos encontremos.

oficina

Iluminación

Sin lugar a dudas, este es uno de los aspectos que más hay que cuidar para reducir los costes energéticos de cualquier empresa. Hay que hacer todo lo posible por recurrir a la luz natural durante gran parte del día, aunque evidentemente no hay que poner en peligro la salud de los trabajadores. Lo que hay que hacer es aprovechar al máximo la luz natural para reducir la fatiga visual de los empleados, ya que está comprobado que es mucho más beneficiosa que la artificial. Evidentemente, puestos a utilizar lámparas y bombillas, lo mejor que se puede hacer es recurrir a las que incorporan tecnología LED, ya que duran mucho más y consumen menos.

Aparatos electrónicos

Puede parecer que es un tema secundario al que no hay que dar demasiada importancia, pero lo cierto es que los aparatos electrónicos también son culpables de que los costes energéticos se disparen en cualquier empresa. Por ello, una de las principales recomendaciones tiene que ver con el apagado de todos los equipos antes de abandonar el local. Si se trata de una pausa corta como por ejemplo la que se hace para desayunar, basta con ponerlos en modo reposo para que consuman lo mínimo posible.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.