Consejos para ahorrar energía este invierno

energia-invierno
Tanto en el invierno como en el verano suele aumentar el gasto de energía bien para calentar o refrigerar el hogar en función de la estación del año en la que se esté. Son épocas en las que se pueden poner en práctica una serie de consejos con el fin de reducir el gasto energético en pro de una mayor sostenibilidad. Unos buenos hábitos que también se traducen en menores gastos por un consumo más responsable. Pero, ¿qué puede hacerse en invierno y, sobre todo, en estos días de tanto frío?

Temperatura

Una de las primeras pautas a seguir es mantener siempre la temperatura adecuada en el hogar. Para ello, es importante tener un termostato y comprobar que funciona adecuadamente para conocer en todo momento los grados que hay dentro de casa. Esto es más fácil ahora con los termostatos inteligentes.

En general, lo recomendable es tener una temperatura de entre 19 y 21 grados centígrados a lo largo del día y de entre 15 y 17 grados centígrados por la noche. Esta temperatura se considera idónea para el cuerpo, ya que no es bueno tampoco estar en ambientes con mucho calor ni los contrastes de temperatura para evitar resfriados.

Este bienestar se traduce también en términos económicos porque, con cada grado, se reduce el consumo energético un 7%. Esto puede suponer unos 60 euros al año aproximadamente.

energia-invierno

Electrodomésticos

El ahorro energético también debe venir de los electrodomésticos, cuyo uso es más frecuente e intensivo en invierno. Algo que sucede, en gran parte, porque se pasa más tiempo dentro de casa.

Los gestos pasan por no dejarlos conectados en aquellos casos en los que no sea necesario, aunque tengan modo ecológico. Además, hay que tener cuidado con la lavadora. Un gesto tan simple como lavar la ropa a 40 grados en lugar de a 60 grados, supone un ahorro de unos 40 euros al año.

Termo

Y, a la hora de ducharse, una buena opción es tener en casa un termo eléctrico inteligente. La clave de este aparato es que emplea una resistencia eléctrica que calienta el agua y deja de hacerlo cuando se ha alcanzado la temperatura deseada.

Artículos relacionados:

LG UltraWide, los monitores que ahorran energía

Cinco formas de aprovechar la energía del sol en el hogar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *