Ecoductos, puentes para animales


A veces, es difícil crear las infraestructuras necesarias para que las personas se puedan desplazar de un sitio a otro sin molestar a los animales y muchos mueren en las carreteras de todo el mundo atropellados. Pero, con un poco de voluntad, se pueden crear vías diseñadas para que las usen los animales y crucen las carreteras por un paso seguro para ellos.

Del mismo modo que se construyen escaleras de peces para que puedan remontar el río, se pueden construir puentes verdes para que los animales crucen la carretera. Son los llamados ecoductos.

Los ecoductos o puentes verdes son pasos construidos por el hombre para facilitar el paso a la fauna salvaje. Se ubican, generalmente, sobre autopistas, autovías, carreteras muy transitadas o líneas de tren. Para que los animales no noten que es una construcción creada por el ser humano y la usen sin miedo, como una prolongación de su hábitat natural, los ecoductos deben contar con las mismas plantas que haya a un lado y otro de la carretera.


Por tanto, el objetivo de estos puentes verdes es conectar el o los hábitats de cada lado de la vía. Se construyen en zonas donde viven especies en peligro de extinción, sobre todo, para mamíferos como ciervos, jabalíes, corzos, venados, osos, tejones, zorros, etc. En ocasiones, se pueden construir también para facilitar el paso del ganado doméstico.

Anchos y verdes

Normalmente, a diferencia de los diseñados para el ser humano, los lados del puente tienen forma de embudo y suelen se anchos, de al menos 25 metros (pueden llegar a tener 60 metros de anchura), todo para facilitar el paso de los animales. A veces, se incluyen vallas para que los animales no vean la carretera y pasen sin miedo. En Europa y Norteamérica hay muchos de estos ecoductos.


En el Parque Nacional Banff en Alberta, Canadá, hay 41 puentes verdes que permiten a los animales cruzar una de las carreteras más transitadas del país, la carretera Transcanadiense, que recorre el país desde este a oeste y es la tercera carretera nacional más larga del mundo. Osos, alces y pumas son algunos de los animales que se benefician. Incluso, en la isla australiana de Navidad, hay un puente para que pasen cangrejos.

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *