Las ventajas de los coches eléctricos respecto a los tradicionales

recarga-coche-electrico
El mundo empieza a ser consciente de la necesidad de apostar por la movilidad sostenible. Por ello, son cada vez más las personas que eligen adquirir coches eléctricos: la gran revolución del parque automovilístico actualmente. El coche eléctrico ha llegado para quedarse. Además, a través de empresas como Soluciones Ofitec es posible obtener el asesoramiento necesario para el diseño e instalación de puntos de carga de coches eléctricos.

Las ventajas de los coches eléctricos

Una de las principales ventajas de los coches eléctricos es que no producen contaminación atmosférica. De este modo, al no necesitar combustible, estos vehículos suponen una buena alternativa en un contexto en el que los problemas de contaminación son crecientes.

Igualmente, otra de sus principales ventajas es que son poco ruidosos, por lo que también constituyen una alternativa frente a los problemas de contaminación acústica de las ciudades. Los coches eléctricos son mucho más silenciosos que los tradicionales, por lo que si se extienden mejorarán considerablemente la calidad de vida en las urbes.

Además, los coches eléctricos presentan menos averías mecánicas que los coches tradicionales. Al no disponer de un motor convencional ni un cambio de marchas con embrague, se reduce considerablemente el número de averías que pueden sufrir este tipo de vehículos.

En el ámbito económico, los coches eléctricos presentan un consumo muy bajo. En términos monetarios, estos vehículos suponen un gasto aproximado de 1,5 euros por cada 100 kilómetros recorridos.

Los vehículos eléctricos también presentan una mayor eficiencia con respecto a los vehículos tradicionales. Su eficiencia ronda el 90%, mientras que la de un automóvil tradicional no supera el 30%. Asimismo, en cuanto a las posibilidades de aparcamiento, en muchos municipios los coches eléctricos no tienen que pagar nada en las zonas azul y verde.

Los diferentes tipos de recarga del coche eléctrico

En primer lugar, podemos encontrar la carga lenta o doméstica, que se denomina con este nombre porque su aplicación general se produce sobre todo en este ámbito. Habitualmente, se utiliza una toma SAVE (Sistema de Alimentación del Vehículo Eléctrico), que permite cargar el coche en monofásica a 230V con una intensidad de 16A. Si no es posible utilizar una toma SAVE, también se puede emplear una toma Schuko.

En segundo lugar, se encuentra la carga semi rápida, que también utiliza una toma SAVE y puede trabajar con corriente alterna tanto monofásica como trifásica. Con ella, es posible cargar el vehículo en apenas cuatro horas, lo que supera el tiempo de carga de la alternativa lenta o doméstica.

La carga rápida es la tercera de las posibilidades con relación a la carga de vehículos eléctricos. Esta es una carga que utiliza corriente continua. Para utilizarla, se debe disponer de un conector ChaDeMo o CSS Combo. Con este tipo de carga, podemos tener el vehículo listo en apenas media hora.

La carga súper rápida solo es utilizada, por el momento, por algunos vehículos como por ejemplo los de Tesla. Este tipo de carga demanda el doble de potencia que la carga rápida, por lo que conlleva una importante reducción del tiempo de carga.

Por último, podemos encontrar la carga ultra rápida, que todavía se encuentra en una fase experimental. Además, por el momento, este tipo de carga solo está diseñada para vehículos eléctricos con supercondensadores como algunos autobuses eléctricos.

1 comentario

  1. Los coches eléctricos si producen contaminación al recargar sus baterías en la red pública incrementan la demanda de electricidad y si está se produce en centrales eléctricas con combustibles fósiles simplemente mueven la contaminación de las ciudades a las termoeléctrica, la venta y uso de coches eléctricos para que de verdad sea beneficiosa al medio ambiente tiene que ir aparejada con inversiones para incrementar las fuentes de energía renovables de lo contrario causan mucho más daño que beneficios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *